Israel introdujo ayer uno de los límites más estrictos del mundo a los salarios de banqueros de alto nivel, en un esfuerzo por reducir la brecha salarial entre jefes y trabajadores.

Bajo la nueva ley, que también aplica a las compañías de seguros, la compensación total de los ejecutivos no deberá sobrepasar los 2.5 millones de shekels (656 mil dólares) anuales, o no más de 44 veces el salario del trabajador menos pagado de la compañía, reportó The Guardian. Cualquier sueldo que sobrepase el límite será sujeto a más impuestos.

La iniciativa fue presentada por el ministro de Finanzas, Moshe Kahlon, quien, antes de las elecciones parlamentarias de 2015 contendió en una plataforma que prometía bajar el costo de vida y reformar los bancos. Fue aprobada en el parlamento con 56 votos a favor y cero en contra, y entrará en vigor en seis meses. 

Según el Comité de Finanzas del Parlamento, los salarios en las firmas financieras han aumentado sustancialmente en años recientes. 

“Hay una significancia moral detrás de la significancia económica de esta ley”, dijo ayer Kalhlon. “Simboliza la reducción de las brechas salariales, la solidaridad y la consideración por los más débiles”.