¡Tu navegador no soporta JavaScript!
Latitud
Nacional

CRISISPORTUGAL

Podrían ir a la calle 50 mil funcionarios

Sandra de Miguel Sanz

El gobierno de Portugal, encabezado por Pedro Passos Coelho, planea despedir a la mitad de los interinos contratados por el Estado.

Según reporta el diario El País, varios periódicos portugueses estiman que unas 50 mil personas perderán el empleo con esta medida durante el próximo año.


Oct 10, 2012
Lectura 2 min

La semana pasada el ministro de Finanzas de Portugal anunció una enorme subida de impuestos y una reducción de los gastos por ministerios

El gobierno de Portugal, encabezado por Pedro Passos Coelho, planea despedir a la mitad de los interinos contratados por el Estado.

Según reporta el diario El País, varios periódicos portugueses estiman que unas 50 mil personas perderán el empleo con esta medida durante el próximo año.

Coelho, que a principios de septiembre había anunciado una rebaja general de salarios a través de un aumento de la cotización a la seguridad social por parte de los trabajadores de entre un 11 y un 18 por ciento (al tiempo que disminuiría el mismo tipo de cotización para las empresas entre un 23.75 por ciento y un 18 por ciento), había retirado esa medida tras las movilizaciones en las calles pero anunció que buscaría otras formas de recaudar la cantidad necesaria para poder cumplir con lo acordado con la ‘Troika’ (Comisión Europea, Fondo Monetario Internacional y Banco Central Europeo).

El reciente anuncio parece ser la alternativa a la rebaja de los salarios y tiene como objetivo cumplir con los dogmas de austeridad. No sólo por buscar cumplir con el déficit acordado con la UE, sino también por caminar en la línea que España, Grecia o Italia están siguiendo para cumplir ese objetivo, bien sea por iniciativa propia de sus gobiernos, por las “recomendaciones” de la ‘Troika’ o por ambas cosas: atacar y desmantelar los servicios públicos y avanzar en las privatizaciones.

Según el corresponsal de El País en Lisboa, Antonio Jiménez Barca, el texto-propuesta del gobierno para el presupuesto de 2013 es “el más restrictivo de la historia moderna de Portugal”.

Además, según informó el mismo diario, la semana pasada el ministro de Finanzas Vítor Gaspar, anunció una enorme subida de impuestos y una disminución de los gastos por ministerios.

De momento, en noviembre está convocada una huelga por uno de los sindicatos principales, CGTP, cuyo secretario general, Arménio Carlos, calificó la reciente noticia como el “mayor despido colectivo del que se tiene noticia”.

Comentarios