El subdirector del Instituto Gamaleya, Denis Logunov, indicó que los trabajadores de este centro de investigación ruso mantienen, a 9 meses, la inmunidad obtenida tras la aplicación de la vacuna contra COVID-19 Sputnik V.

Estos fueron los primeros pacientes que recibieron la inmunización desarrollada en Rusia.

Logunov detalló que el  nivel de anticuerpos en las personas que fueron vacunadas es, en promedio, más alto que en aquellos que han estado enfermos.

Pese a las declaraciones, los datos oficiales de los ensayos clínicos, que confirmarían estos dichos, aún no se han recibido, pero se publicarán cuando esto suceda, afirmó el subdirector del Instituto Gamaleya.

TE SUGERIMOS: LO QUE DEBES SABER DE LAS VACUNAS ANTICOVID SPUTNIK V Y CANSINO QUE LLEGARÁN A MÉXICO

Logunov no mencionó si la inmunidad registrada en los trabajadores del Centro Nacional de Investigación de Epidemiología y Microbiología de Gamaleya, se refiere sólo a la presencia de anticuerpos.

Tampoco se sabe si desarrollaron una respuesta inmune en forma de células T, las cuales directamente neutralizan al virus.

El pasado 15 de enero, el Instituto Gamaleya determinó que la efectividad de la Sputnik V era de 91.4 por ciento, según el último análisis del punto de control de datos.

Este calculó se basó en el análisis de datos de voluntarios que recibieron tanto la primera como la segunda dosis de esta vacuna o del placebo en el tercer y último punto de control.

Recientemente se anunció que la otra vacuna rusa, la EpiVacCorona, cuenta con una efectividad del 100 por ciento.