La cifra de muertos por una estampida cerca de un templo en el centro de la India se elevó a 109 después de que muchos de los heridos sucumbiesen de sus lesiones.

Miles de peregrinos hindúes cruzaban el domingo un puente que conduce a un templo en el estado de Madhya Pradesh, cuando se asustaron por los rumores de que el puente se colapsaría sobre el río Sindh, lo que ocasionó una estampida.

Cientos de miles de devotos atestaron el templo de la remota villa de Ratangarh para adorar a la madre diosa hindú Durga, en el último día del popular festival de Navaratra.

La policía usó porras para cargar contra la multitud en un intento por contener el pánico, dijo Arya a la agencia noticiosa Press Trust of India. 

En represalia la gente apedreó a los agentes, de los cuales uno resultó herido de gravedad.

Sonia Gandhi, líder del gobernante Partido del Congreso, manifestó “su consternación y profunda angustia por el trágico incidente”, según un comunicado.