El desabasto en Venezuela despertó el ingenio de los trinitenses.

La primera ministra del país caribeño, Kamla Persad Bissessar, acordó con su homólogo venezolano Nicolás Maduro intercambiar materias primas por productos acabados. 

La mandataria, que se reunió el martes con Maduro, consideró que este mecanismo beneficiará a ambos países. 

“El concepto de reparto de productos básicos acordado es simple: el Gobierno de Trinidad y Tobago comprará a sus fabricantes nacionales productos que necesite el Gobierno de Venezuela, como papel higiénico, gasolina y accesorios para máquinas”, detalló Persad Bissessar, según reportó EFE.

“Estos bienes los cambiaremos por materias primas que necesitan nuestras industrias, como el asfalto y el crudo, que pueden ser suministrados por Venezuela”, agregó sobre la iniciativa en etapa de planeación.

La primera ministra consideró que el plan “será positivo para Venezuela”, pues los venezolanos necesitan productos acabados.

Y es que la escasez de productos básicos se ha acrecentado en el país sudamericano los últimos meses; desde papel higiénico y harina, hasta condones y medicinas.