Una nueva cepa del COVID-19 ya preocupa a científicos de todo el mundo, luego que se haya descubierto su estrecha relación con una segunda ola de contagios en Sudáfrica, lugar donde ya se confirmó la existencia de esta variante.

De hecho, este hallazgo se da después que en Gran Bretaña también se descubrió otra cepa que había provocado un aumento exponencial de casos de acuerdo con el primer ministro Boris Johnson.

Por su parte, el ministro de Salud de Sudáfrica, Zweli Mkhize, explicó que ya se convocó a una sesión informativa para aclarar todas las dudas en cuanto a esta nueva cepa, la cual aparentemente es más agresiva en cuanto a su propagación.

“Hemos convocado esta sesión informativa pública hoy para anunciar que una variante del virus SARS-COV-2, actualmente denominada Variante 501.V2, ha sido identificada por nuestros científicos genómicos aquí en Sudáfrica”, escribió.


Las pruebas que se han recopilado sugieren claramente que la segunda ola actual que estamos experimentando está siendo impulsada por esta nueva variante

Zweli Mkhize

Sudáfrica ha registrado el mayor número de infecciones por coronavirus en África, acercándose a la marca de 900 mil, con más de 20 mil muertes relacionadas. El resurgimiento de los casos hizo que el gobierno endureciera las restricciones sociales esta semana.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) dijo el viernes que estaba en contacto con los investigadores sudafricanos que identificaron la nueva variante.

El organismo mundial añadió que no había indicios de que hubiera cambios en la forma en que se comportaba la nueva cepa del virus.

Lee: Reino Unido impondrá nuevas medidas por cepa de COVID-19 que se contagia rápido