A pesar que varios investigadores ambientales han señalado que dejar de comer carne y productos animales mejoraría el estado del planeta, la Organización de las Naciones Unidas (ONU) aseguró que esto sería perjudicial para la salud de millones de personas.

Por medio de la FAO, la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura, detalló que una dieta basada en vegetales y sin productos de origen animal es sumamente costosa y complicada para más de 1.5 mil millones de personas.

La ONU informó que una dieta de ese estilo también perjudicaría a millones de personas debido a que no cuenta con los niveles necesarios de nutrientes esenciales y los animales que son una fuente vital de proteínas en forma de leche, carne y huevos.

Carin Smaller, directora de agricultura, comercio e inversión en el Instituto Internacional de Desarrollo Sostenible (IISD por sus siglas en inglés), admitió que hay muchos nutrientes en los vegetales, pero la carne es necesaria.

“Se pueden encontrar alimentos nutritivos en muchas cosas: legumbres, frutas y vegetales, pero el sector ganadero es clave y los lácteos son clave“, afirmó.

Smaller explicó que, además, dejar de comer carne perjudicaría a millones de trabajadores de granja, pastores y pequeños propietarios con acceso limitado a la tierra, mientras que las personas que padecen hambre crónica no podrían darse el lujo de dejar de comer carne.

Incluso, el Global Hunger Index reveló esta semana que alrededor de 690 millones de personas en todo el mundo padecieron hambre crónica en 2019, lo que supone más de dos veces la población de Estados Unidos.

“En la próxima década, el crecimiento económico ayudará a reducir la pobreza y el hambre en todo el mundo, pero no será suficiente, especialmente para los granjeros” dice David Laborde, investigador senior en el IFPRI.

Lee: Lista de alimentos engañosos aumenta; hay jamones que contienen menos carne