GINEBRA (AP) — El director general de la Organización Mundial de la Salud (OMS) advirtió el lunes que las condiciones siguen siendo ideales para que más variantes del coronavirus surjan y señaló que resulta peligroso asumir que ómicron es la última o que “estamos en el desenlace” de la pandemia, si bien indicó que la fase aguda de ésta aún podría terminar este año, si se logran algunos objetivos cruciales.

Tedros Adhanom Ghebreyesus planteó una serie de logros y preocupaciones sobre temas de salud mundial como el reducir el consumo de tabaco, el combate a la resistencia a tratamientos antimicrobianos y los riesgos del cambio climático en la salud humana. Pero dijo que “poner fin a la fase aguda de la pandemia debe seguir siendo nuestra prioridad colectiva”.

Lee también: ¿Fumas en terrazas? Es el lugar más inseguro por COVID-19; virus se esparce en metros

“Existen diferentes escenarios sobre la forma en que la pandemia podría desarrollarse y cómo podría terminar la fase aguda. Pero es peligroso asumir que ómicron será la última variante o que estamos en el desenlace”, comentó Tedros al inicio de una reunión de la junta ejecutiva de la OMS esta semana. “Al contrario: mundialmente, las condiciones son ideales para el surgimiento de más variantes”.

Sin embargo, insistió en que “podemos terminar con el COVID-19 en cuanto a emergencia de salud mundial, y lo podemos lograr este año” al alcanzar objetivos como la meta de la OMS de vacunar al 70% de la población de cada país para mediados de este año, con un enfoque en las personas que se encuentran en mayor riesgo de COVID-19, y la mejora de los índices de pruebas y secuencias para rastrear el virus y seguir a las variantes emergentes con más atención.