La Organización Mundial de la Salud (OMS) anunció este jueves su primera autorización para uso de emergencia de una vacuna contra la COVID-19, desarrollada por las farmacéuticas Pfizer y BioNTech.

La autorización permitirá el uso de la vacuna a agencias como la Organización Panamericana de la Salud y el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef).

Cabe señalar que esta vacuna ya había obtenido la autorización en mercados como Estados Unidos, el Reino Unido y la Unión Europea.

En un comunicado, la organización admitió que esta vacuna, con una eficacia del 95 por ciento en los ensayos clínicos, presenta desafíos para su uso, debido a la necesidad de ser almacenada a entre 60 y 90 grados bajo cero.

“Por ello, la OMS trabajará para apoyar a países en el desarrollo de planes de envío y prepararlos en el uso (de la vacuna)”, señaló.

Lee: Advierte OMS que COVID-19 no será la única pandemia que el mundo deberá enfrentar

La OMS dio la noticia a un año de que China notificara sobre la existencia de un nuevo coronavirus.

El lunes, el director de la Organización Mundial de la Salud habló sobre la importancia de intensificar la secuenciación genómica en todo el mundo para garantizar que se detecten a tiempo nuevas variantes del coronavirus cuando la pandemia entra en su segundo año.

Las nuevas variantes detectadas en Gran Bretaña y Sudáfrica, que parecen ser más infecciosas, han causado preocupación y llevaron a las autoridades de varios países a aplicar este mes nuevas restricciones de viaje.

Te recomendamos: “Los próximos tres o seis meses serán duros”, alerta OMS por agravamiento de pandemia