La Organización Mundial de la Salud (OMS) avaló el uso de emergencia de la vacuna contra COVID-19 de AstraZeneca y la Universidad de Oxford  en adultos mayores de 65 años.

Después de que varios países de Europa decidieron no utilizar esta inyección debido a la falta de información sobre su efectividad en este grupo poblacional.

Alemania, Austria, Bélgica, Dinamarca, Francia, Italia, Noruega Suecia, Suiza, Polonia y Portugal fueron algunos de los países que anunciaron que no aplicarían la vacuna a mayores de 65 años de edad.

Las administraciones de estos países y sus autoridades sanitarias afirmaron que no había datos que sugirieran la inocuidad de esta inyección en adultos mayores.

TE SUGERIMOS: ASTRAZENECA MODIFICARÁ SU VACUNA ANTICOVID PARA COMBATIR VARIANTE SUDAFRICANA

Sin embargo, este miércoles el organismo internacional recomendó la vacuna a todos los mayores de 18 años sin límite de edad superior.

“Los resultados de la estimación de eficacia para personas de hasta 65 años o más tenían un intervalo de confianza amplio y, por lo tanto, creemos que la respuesta de este grupo no puede ser diferente a los grupos de menor edad”, dijo Alejandro Cravioto, presidente de Grupo Asesor Estratégico de Expertos en Inmunización (SAGE) de la OMS.

Según el asesor, hay evidencia significativa de que la vacuna de AstraZeneca es eficaz contra la mutación B117 del coronavirus, también conocida como variante sudafricana.

Estas afirmaciones se dan después de que el pasado martes Sudáfrica decidiera detener el comienzo de la utilización de esta inyección y amenazara con vender sus suministros, debido a resultados decepcionantes contra la nueva variante surgida en el país.