Se estima que en las 24 horas de mayor actividad del Huracán Sandy, se registraron por lo menos 3.5 millones de tuits relacionados al tema.

Instagram calcula que se subieron 10 fotografías por segundo con el hashtag #Sandy. 

En Facebook, las 10 palabras más usadas en ese lapso de tiempo tenían que ver con la emergencia: Sandy, huracán, Huracán Sandy, resguárdense, tengan cuidado y tormenta, fueron las palabras que encabezaron la lista. 

Con la interrupción de electricidad en buena parte de Manhattan, los usuarios de smartphones siguieron desde sus aparatos móviles las noticias sobre Sandy en tiempo real, actualizando su status, tomando fotografías, confirmando información o denunciando rumores falsos.

El análisis de Jay Rosen, profesor de periodismo en New York University, ilustra la utilidad que tiene Twitter para el periodismo ciudadano. 

“Para mí, el acto más básico del periodismo es el siguiente: ‘Yo estoy allí, tu no, déjame que te cuente que está pasando’. O bien: ‘Yo lo escuché, tú no, déjame decirte lo que dijo Bloomberg’. Y el hecho es que Twitter está lleno de ese tipo de situaciones. Es por eso que es una herramienta fundamental en una situación de emergencia en expansión”.

La emergencia comprobó que no todo lo que se dice en las redes sociales es cierto, pero en una situación de crisis, sin otra opción más que Internet, Twitter y Facebook se convirtieron en los medios predilectos para mantenerse informado.