¡Tu navegador no soporta JavaScript!
Latitud
imagen principal

Elecciones10N

Nuevo gobierno de España en puerta

Mariana Recamier

PSOE y Unidas Podemos firmaron un preacuerdo para formar un Gobierno progresista, pero las dos fuerzas de izquierda aún necesitan el apoyo de otros partidos


Nov 13, 2019
Lectura 6 min
portada post

Después de tres meses de discusiones y un proceso electoral, España por fin tiene un proyecto para crear un Gobierno de corte progresista. El Partido Socialista Obrero Español (PSOE) alcanzó este martes un preacuerdo con Unidas Podemos para formar una administración de coalición en España, pero que necesitará el apoyo de otras fuerzas políticas para lograr concretarse.

El desbloqueo para formar un nuevo Gobierno llegó en menos de 48 horas después de las elecciones del pasado domingo. La firma del preacuerdo se selló con un abrazo entre el líder de PSOE Pedro Sánchez y el de Unidas Podemos Pablo Iglesias en el Parlamento de España.

Los detalles del acuerdo final sobre el nuevo Gobierno se harán públicos en los próximos días

“El nuevo Gobierno será rotundamente progresista. Estará integrado por fuerzas progresistas y basado en la cohesión, la lealtad, la solidaridad gubernamental y la voluntad de aprovechar los perfiles más idóneos para trabajar por el progreso de España y de toda la ciudadanía”, dijo Sánchez después de firmar el documento en una ceremonia en el Parlamento.

Por su parte, Iglesias comentó que el Gobierno de coalición progresista combinará la experiencia del Partido Socialista con la valentía de Podemos y aseguró será la mejor vacuna contra la extrema derecha.

Estas últimas elecciones fueron el resultado de la incapacidad de PSOE y Unidas Podemos para llegar a un acuerdo de coalición tras los comicios de abril. El proceso electoral del domingo pasado fue el cuarto desde diciembre de 2015.

El documento del preacuerdo menciona que el PSOE y Unidas Podemos pretenden conformar un Gobierno progresista de coalición que sitúe a España como referente de la protección de los derechos sociales en la Unión Europea.

“Ambas formaciones comparten la importancia de asumir el compromiso en defensa de la libertad, la tolerancia y el respeto a los valores democráticos como guía de la acción de gobierno de acuerdo con lo que representa la mejor tradición europea”, menciona el texto.

El preacuerdo fija diez líneas de actuación prioritaria que por ahora son un manifiesto de intenciones que tiene que concretarse en los próximos días. Aún no es un acuerdo de Gobierno oficial.

La primera línea de actuación es consolidar el crecimiento y la creación de empleo, así como combatir la precariedad del mercado laboral y garantizar trabajo digno, estable y de calidad.

La tasa de personas en desempleo en España en septiembre de 2019 fue de 13.92 por ciento, según la Encuesta de Población Activa que elabora el Instituto Nacional de Estadística (INE).

El segundo eje es trabajar por la regeneración del Gobierno y luchar contra la corrupción. En este punto, los firmantes del preacuerdo prometen proteger los servicios públicos, especialmente la educación, la sanidad pública y la atención a la dependencia.

PSOE y Unidas Podemos también quieren blindar las pensiones de los adultos mayores: asegurar la sostenibilidad del sistema público de pensiones y su revalorización conforme al costo de la vida.

El tercer punto contempla luchar contra el cambio climático mediante la transición ecológica justa, la protección de la biodiversidad española y la garantía de un trato digno a los animales.

El cuarto eje es una promesa para fortalecer a las pequeñas y medianas empresas. Este punto también incluye impulsar la reindustrialización y el sector primario.

El quinto asunto contempla la aprobación de nuevos derechos que profundicen el reconocimiento de la dignidad de las personas como una muerte digna, la eutanasia y la salvaguarda de la diversidad y la memoria.

El sexto punto aborda asegurar la cultura como derecho y combatir la precariedad en el sector. En este punto, el nuevo Gobierno también se compromete a fomentar el deporte como garantía de salud, integración y calidad de vida.

En el séptimo, las dos fuerzas hablan sobre la necesidad de implementar políticas feministas para garantizar la seguridad, la independencia y la libertad de las mujeres. Quieren lograr este punto mediante la lucha contra la violencia machista, la igualdad retributiva, el establecimiento de permisos de paternidad y maternidad iguales e intransferibles, el fin de la trata de seres humanos con fines de explotación sexual y la elaboración de una Ley de igualdad laboral.

El octavo eje se enfoca en revertir la despoblación en España. Amplias regiones del país son afectadas por flujos migratorios que salen de las zonas rurales hacia las grandes ciudades.

Por ejemplo, la población de provincias como Soria se redujo más de 23 por ciento, según las cifras más recientes que maneja el Instituto Nacional de Estadística (INE), mientras que otras como Madrid crecieron 73 por ciento.

En el noveno punto, el Gobierno de coalición se compromete a “garantizar la convivencia en Cataluña”. Sobre este tema, el preacuerdo promete que las autoridades españolas tendrán como prioridad la normalización de la vida política en esta región

“Con ese fin, se fomentará el diálogo en Cataluña, buscando fórmulas de entendimiento y encuentro, siempre dentro de la Constitución. También se fortalecerá el Estado de las autonomías para asegurar la prestación adecuada de los derechos y servicios de su competencia. Garantizaremos la igualdad entre todos los españoles”, cita el documento.

El último eje se refiere a la justicia fiscal y equilibrio presupuestario. En este punto, las fuerzas de izquierda aseguran que la evaluación y el control del gasto público es esencial para sostener un Estado de bienestar sólido y duradero.

Los detalles del acuerdo final se harán públicos en los próximos días. En la actualidad, PSOE y Unidas Podemos avanzan en la negociación para completar la estructura y funcionamiento del nuevo Gobierno.

No obstante, el pacto entre las fuerzas no garantiza la formación de un Gobierno por sí solo. Con 155 escaños en total en el Congreso, PSOE y Unidas Podemos aún necesitarán el apoyo de partidos más pequeños o regionales para formar el Ejecutivo.

Una mayoría parlamentaria absoluta requiere 176 votos. Sánchez señaló que comenzará las conversaciones de inmediato con otros partidos para asegurar el apoyo adicional que necesita.

También puedes leer: El reclamo de Cuba al Rey de España


Notas relacionadas

Nov 19, 2019
Lectura 6 min

Elecciones10N

El ascenso de la ultraderecha en España

Mariana Recamier


Nov 19, 2019 Lectura 6 min

Comentarios