¡Tu navegador no soporta JavaScript!
Latitud
Nacional

INMIGRACIóN

Nueva York ya no es paraíso de inmigrantes

Indigo Staff

Nueva York es sinónimo de libertad y tierra de oportunidades para muchos inmigrantes que se sienten más protegidos en este estado que en zonas como Arizona o Alabama.

Sin embargo, un programa federal impuesto por primera vez en el estado hace año y medio, Comunidades Seguras, ya ha resultado en la deportación de aproximadamente mil extranjeros, según cifras oficiales. Además, está acelerando la emisión de órdenes de detención migratoria que dejan a una persona bajo custodia del gobierno para ser deportada.


Jul 24, 2012
Lectura 8 min

34 mil inmigrantes detenidos en la ciudad de Nueva York por el ICE entre octubre de 2005 y diciembre de 2010, antes de la llegada.

Muchos perciben que este programa está creando desconfianza entre la comunidad inmigrante y la policía, además de asegurar que genera ansiedad y promueve la categorización racial.

"Comunidades Seguras conduce a la deportación de demasiados inmigrantes que no suponen una amenaza pública". 

- Christine Quinn

Presidenta del Concejo Municipal de NuevaYork.

Nueva York es sinónimo de libertad y tierra de oportunidades para muchos inmigrantes que se sienten más protegidos en este estado que en zonas como Arizona o Alabama.

Sin embargo, un programa federal impuesto por primera vez en el estado hace año y medio, Comunidades Seguras, ya ha resultado en la deportación de aproximadamente mil extranjeros, según cifras oficiales. Además, está acelerando la emisión de órdenes de detención migratoria que dejan a una persona bajo custodia del gobierno para ser deportada.

Aunque es muy reciente en muchos condados de Nueva York, tiene el potencial de aumentar drásticamente el número de expulsiones, según aseguran expertos y abogados de inmigración.

Reticencias y resistencias

Desde que Comunidades Seguras finalizó su implementación en todo el estado el 15 de mayo, grupos de defensa de inmigrantes se han apresurado a organizar reuniones informativas.

La Coalición Latinoamericana de Cónsules de Nueva York (CLACNY) organizó un foro recientemente para hablar del tema y repartir folletos que decían: “Si usted está bajo custodia de la policía o ICE (Agencia de Inmigración y Control de Aduanas) usted tiene derecho a mantenerse en silencio y no firmar ningún papel”.

“Este programa está destruyendo y amenazando a nuestras comunidades”, dijo al público Valeria Treves, directora ejecutiva de la organización de ayuda NICE. “Comunidades Seguras crea desconfianza entre la comunidad inmigrante y la policía, genera mucha ansiedad y promueve la categorización racial”.

Además, más mujeres hispanas van a tener miedo de reportar incidentes de violencia doméstica a la policía, según aseguran abogados de Sanctuary for Families, una organización sin ánimo de lucro que ayuda a víctimas de abuso.

Las cifras

Iniciado en el 2008 por el gobierno de George W. Bush, Comunidades Seguras ha ayudado a deportar en Estados Unidos a 147 mil 400 inmigrantes con antecedentes penales, incluyendo a más de 54 mil 200 acusados de crímenes violentos como asesinato, violación y abuso sexual de niños, dijo Luis Martínez, portavoz de ICE en Nueva York.

En el año fiscal 2011, un 55 por ciento de las casi 400 mil personas deportadas por ICE fueron extranjeros con antecedentes penales. El mes pasado el programa ya había entrado en vigor en 3 mil 74 jurisdicciones de 50 estados y 4 territorios.

ICE asegura que Comunidades Seguras tiene como prioridad expulsar del país a personas que representan una amenaza para la seguridad nacional. Pero los activistas dicen que inmigrantes que no cometen ningún delito o sólo delitos menores, como no pagar el billete del tren subterráneo, son también objetivo del programa.

El funcionamiento

Bajo Comunidades Seguras, cuando alguien es arrestado, sus huellas dactilares son enviadas al FBI, que a su vez las envía a la base de datos federal de las autoridades migratorias.

Si ICE considera que la persona puede ser deportable, emite una orden de detención migratoria (detainer) que solicita a los funcionarios de prisiones locales retener a la persona arrestada durante un plazo de no más de 48 horas a partir del momento en que ésta ha cumplido con su condena. El arrestado pasa a custodia de ICE.

El fantasma de Arizona

Comunidades Seguras recuerda a los neoyorquinos que proyectos parecidos a leyes migratorias como la SB1070 de Arizona están más cerca de lo que parecen, según lo ven los activistas.

Comunidades Seguras también ha sido comparado con el programa 287(g), a través del cual agentes de policía local son entrenados y autorizados para identificar a inmigrantes deportables durante el curso de su trabajo.

“Nueva York no es realmente Arizona porque la policía aquí no tiene derecho a preguntar por el estatus migratorio y nadie tiene que mostrar documentos que informen de su estatus migratorio”, dijo Michelle Fei, del Proyecto de Defensa de Inmigrantes, con sede en Nueva York.

Temor al aumento del odio racial

Más de 231 mil 541 huellas dactilares han sido compartidas entre Nueva York y ICE desde que el programa empezó a imponerse en algunos condados del estado, el 11 de enero del 2011.

Aproximadamente mil personas ya han sido deportadas en todo el estado gracias al programa, según datos de la agencia migratoria.

El condado de Suffolk fue uno de los primeros en experimentar Comunidades Seguras, resultando en la deportación de 272 personas. Le sigue Nassau con 195 deportaciones y Rockland con 68, según datos de ICE hasta finales de mayo.

Daniel Altschuler, coordinador del Mesa Cívica de Long Island, aseguró que Comunidades Seguras llegó en mal momento al condado de Suffolk, después de una serie de crímenes de odio racial contra inmigrantes hispanos.

Las estadísticas muestran que en la ciudad de Nueva York el programa aún no ha ayudado a deportar a nadie, ya que fue impuesto el 15 de mayo y las cifras obtenidas son sólo hasta el 31 de mayo. Aún así, un 9 por ciento de todos los inmigrantes del país que ICE quiere deportar en 2012 residen en la ciudad, según varios activistas.

Obligatorio, no voluntario

Comunidades Seguras fue recibido el 15 de mayo en la metrópoli con protestas y manifestaciones. El gobernador de Nueva York, Andrew Cuomo, anunció en 2011 que el estado no participaría, pero ICE dejó claro que Comunidades Seguras es un proyecto obligatorio.

La presidenta del Concejo Municipal, Christine Quinn, ha dicho que está estudiando la posibilidad de limitar el impacto de la iniciativa en la ciudad, donde viven más de 3 millones de extranjeros.

“Comunidades Seguras conduce a la deportación de demasiados inmigrantes que no suponen una amenaza pública. Queremos que los inmigrantes se sigan sintiendo bienvenidos aquí”, dijo

Quinn durante una protesta reciente. “Vamos a extender la legislación local que tenemos para diseñar una ley que establezca parámetros para la interacción entre la policía y ICE”.

La legislación local en la urbe limita la colaboración entre el Departamento de Prisiones de la ciudad y la agencia migratoria federal: los funcionarios de la cárcel de Rikers Island sólo aceptan colocar “detainers” a personas con arrestos previos, órdenes de arresto pendientes y órdenes previas de deportación, entre otras condiciones.

Aún así, la legislación no es suficiente para frenar el impacto de Comunidades Seguras, opinan los activistas.

Órdenes de detención migratoria

El número de estas órdenes emitidas por ICE ha aumentado progresivamente en el estado de Nueva York.

De enero a junio del 2011, ICE emitió 4 mil 285 órdenes de detención migratoria o “detainers” en Nueva York, mientras que la cifra subió a 4 mil 932 en el mismo periodo este año, según cifras enviadas por Martínez, el vocero de la agencia migratoria en el estado.

Abogados de oficio y activistas aseguran que también se está acelerando el proceso de emisión de estas órdenes: son adjudicadas ahora pocas horas después de que alguien sea arrestado, en lugar de ser adjudicadas en la cárcel de Rikers Island.

Eso significa que los detenidos aparecen frente a un juez por primera vez con un “detainer” que pesa sobre ellos, dijo Fei, la abogada del Proyecto de Defensa de Inmigrantes. Ese hecho puede afectar la decisión del magistrado, que quizás no considerará fianza para el acusado porque verá que ya tiene una orden de detención migratoria.

Yang, abogada de Brooklyn, dijo que las órdenes de detención pueden afectar a inmigrantes que se quedaron en el país con un visado expirado y que no tienen historial criminal.

Portavoces de la policía de la ciudad de Nueva York no respondieron a repetidas solicitudes de entrevista por parte de Associated Press, por teléfono y mensajes de correo electrónico, para confirmar si están aceptando los “detainers” que pide ICE antes de que los detenidos vean a un juez.

“ICE coloca órdenes de detención migratoria a extranjeros con cargos criminales para asegurar que delincuentes peligrosos no son liberados de cárceles y prisiones y enviados a nuestras comunidades”, respondió Martínez por mail. “Aunque algunos extranjeros podrían ser arrestados por delitos menores, podrían también contar con historiales criminales más serios, lo que disfraza su verdadero peligro para la sociedad”.

(Fuente AP)


Notas relacionadas

Mar 12, 2019
Lectura 2 min

Dic 29, 2018
Lectura 3 min

Comentarios