¡Tu navegador no soporta JavaScript!
Latitud
imagen principal

Salud

Nueva York y París anuncian nuevas medidas tras rebrote de COVID

Indigo Staff

Para que una ciudad se ponga en alerta máxima, la tasa de incidencia debe superar 100 infecciones por 100.000 entre los habitantes de la tercera edad


Oct 5, 2020
Lectura 4 min
portada post

Autoridades de grandes ciudades como París y Nueva York anunciaron este lunes medidas restrictivas para contener la propagación de la enfermedad COVID-19.

Las autoridades francesas decretaron este lunes la alerta máxima de COVID-19 en París, lo que significa que los bares deberán cerrar durante dos semanas a partir del martes, y los restaurantes tendrán que implementar nuevos protocolos sanitarios para permanecer abiertos, informó la oficina del primer ministro.

Los cines, teatros y museos seguirán abiertos, pero los clubes deportivos y de fitness permanecerán cerrados. Las piscinas y los deportivos estarán cerrados a los adultos pero no a los menores.

El encargado de la policía de París, Didier Lallement, dijo en una conferencia de prensa que las restricciones entrarán en vigor a partir del martes.

Esta mañana entramos en una nueva fase. Nos estamos adaptando todo el tiempo al desarrollo del virus. Estas medidas tienen como objetivo frenar la propagación del virus porque se propaga demasiado rápido

- Didier Lallement

“Estas medidas, indispensables en la lucha para frenar la propagación del virus, se aplicarán a París y los tres departamentos que lo rodean inmediatamente, por una duración de dos semanas”, dijo.

Rousseau advirtió que la presión hospitalaria “es fuerte”, ya que se prevé alcanzar el 50 por ciento de ocupación en las camas de UCI durante las próximas dos semanas.

Las medidas se tomaron horas después de que el gobierno anunciara que la región de París estaba siendo declarada zona de “máxima alerta” tras empeorar las tasas de infección por COVID-19.

Lee: Torre Eiffel reabre tras más de tres meses cerrada por COVID-19

Francia informó el domingo 12.565 nuevos casos de coronavirus, mientras que 893 pacientes con COVID-19 habían sido ingresados en cuidados intensivos durante la última semana.

Para que una ciudad se ponga en alerta máxima, la tasa de incidencia debe superar 100 infecciones por 100.000 entre los habitantes de la tercera edad y las 250 por 100.000 entre público en general. Al menos el 30% de las camas de cuidados intensivos están reservadas para pacientes con coronavirus.

Hace una semana, los restaurantes y bares fueron cerrados durante quince días en Marsella, la ciudad sureña en el epicentro de la segunda ola, lo que provocó protestas y una impugnación legal fallida.

Por su parte, el alcalde de la ciudad de Nueva York, Bill de Blasio, dijo que planea cerrar negocios y escuelas en nueve vecindarios en Brooklyn y Queens, donde ha habido un aumento en las infecciones por coronavirus.

Los restaurantes, tanto al interior como al exterior, también estarán cerrados en estas áreas. Las casas de culto permanecerán abiertas con restricciones, dijo.

“No se hace esto a la ligera, se hace cuando los hechos lo exigen”, dijo De Blasio en una rueda de prensa el domingo, y agregó que recientemente ha hecho una serie de advertencias.

El aumento de contagios coincidió con las Altas Fiestas Judías, los días más sagrados del calendario judío, que culminaron el lunes pasado con Yom Kipur.

Te recomendamos: Estados Unidos supera los 200 mil fallecidos por COVID


Notas relacionadas

Oct 27, 2020
Lectura 1 min

Oct 27, 2020
Lectura 4 min

Oct 27, 2020
Lectura 2 min

Oct 27, 2020
Lectura 2 min

Comentarios