La Oficina en México del Alto Comisionado de la Organización de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos (ONU-DH) instó a las autoridades mexicanas a implementar un plan de estrategia nacional para combatir la tortura en el país.

En el Marco de Internacional en Apoyo de las Víctimas de la Tortura, el representante de la ONU-DH en México, Jan Jarab alentó en qué, la agenda contra la violación de los derechos humanos debe trabajarse de manera conjunta con la sociedad civil.

Señaló, que los instrumentos normativos de este fenómeno no tienen efectividad, ya que la tortura sigue erosionado el estado de derecho y el sistema de justicia.

Te puede interesar: TRAS VIDEOS DE TORTURA, ACUSAN MANIPULACIÓN EN EXPEDIENTE DE LOS 43 DE AYOTZINAPA

Jarab expresó que es prioritario hacer diagnósticos y diseñar medidas destinadas a prevenir la tortura y otros malos tratos, mientras que el Programa Nacional para Prevenir y Sancionar la Tortura debe ser un llamado de dichas medidas.

“A la voluntad se debe agregar la definición de una política pública Lica consistente de combate frontal a la tortura”, sostuvo Jan Jarab, representante de la ONU-DH.

Jarab, ahondó en que las autoridades deben ponerse en el lugar de las víctimas y no de los perpetradores, además de condenar la estigmatización hacia las personas que han sido sometidas a este tipo de abuso y se les ha quebrantado su dignidad humana.

ONU-DH invitó a las autoridades mexicanas a atender las recomendaciones realizadas por el Comité contra la Tortura de las Naciones Unidas en México y órganos internacionales de derechos humanos.