En un época en la que por fortuna para las mujeres y por desgracia para los acosadores, las denuncias por acoso sexual y violencia de género han tomado relevancia, nadie se escapa. Tal es el caso del subdirector de Unicef que ha renunciado tras acusaciones de acoso y conducta inapropiada hacia mujeres. 

Este jueves por la mañana, Justin Forsyth, el “número dos” a cargo del Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef) ha presentado su renuncia tras ser acusado por comportamiento inapropiado en contra de mujeres cuando ocupaba el cargo de director ejecutivo en Save The Children. 

Una organización enfocada en el desarrollo humano de niños en situaciones difíciles, probablemente sería el último lugar del que se esperarían denuncias por hostigamiento sexual, sin embrago la ONG británica Save The Children informó que entre 2011 y 2015 Forsyth fue sujeto de acusaciones por tres trabajadoras de la organización. 

Tanto la organización británica como Justin Forsyth señalaron que los conflictos debido a las denuncias por su conducta inapropiada fueron resueltas con “disculpas sin reservas” dirigidas a las tres mujeres que recibieron mensajes y comentarios inapropiados sobre su vestimenta en la oficina. 

“No tengo ninguna duda alguna que la cobertura mediática sobre mí no es para hacerme responsable de mis acciones (adecuadamente), sino también para tratar de dañar nuestra causa y la ayuda humanitaria. Renuncio por el peligro de dañar tanto a UNICEF como a Save the Children y nuestra causa más amplia”- Justin Forsyth

La renuncia de Forsyth llega en un momento en el que las organizaciones de ayuda humanitaria atraviesan una crisis de credibilidad debido a las acusaciones que enfrentan miembros de Oxfam por acoso y explotación sexual mientras operaban en Haití.