En la India, monos y perros libran una batalla que ha durado un mes, en la que han muerto 250 cachorros, ya que los primates buscan venganza por el asesinato de una de sus crías cometido por caninos, según informes de medios locales.

Los hechos, ocurren en el distrito Beed de Maharashtra, en la aldea de Lavool, donde la venganza de los monos asesinos no ha dejado a ningún perro fuera de la purga, ya que los primates roban a los cachorros y los llevan a un lugar alto desde donde los dejan caer para que éstos mueran.

Si soltarlos al vacío no da resultado, van por ellos y escalan lugares mucho más altos para luego tirarlos nuevamente hasta que logren matar a los cachorros, de acuerdo con los medios locales.

De esta forma, los habitantes de Lavool llamaron al departamento forestal en busca de ayuda para controlar a los monos; no obstante, las autoridades que llegaron al lugar no pudieron hacer nada al respecto, pues no lograron atrapar a ningún primate.

Por ese motivo, los aldeanos decidieron hacerse cargo ellos mismos tratando de salvar a los cachorros; sin embargo, al intentar enfrentarse a los monos éstos resultaron heridos, ya que caían de los edificios tratando de proteger a los caninos.

Te puede interesar: India confirma sus primeros casos de la variante ómicron, pide a la gente vacunarse

Las autoridades han reconocido que la agresividad de los monos se ha salido de control, ya que éstos no sólo están atacando perros, han ido en contra de los niños pequeños que van camino a la escuela, lo que ha causado terror en los habitantes, según con medios locales.

Lo que podría explicar el comportamiento de los monos, es que la conexión entre los primates infantes y sus madres es muy fuerte, por este motivo una separación podría ser el detonante de la agresividad, de acuerdo con Iqbal Malik, primatóloga y ambientalista de Nueva Delhi.

Esta no es la primera vez que en la India se suscitan conflictos con los monos, en 2020 una niña de 13 años murió tras ser arrojada del techo de su casa por una pandilla de primates y este año uno de ellos arrojó un ladrillo a una persona provocando su muerte.

Además, los ataques perpetrados por los primates van en aumento en la India por lo que están buscando diferentes alternativas para solucionar el problema.