Reporte Indigo

Black Lives Matter

Momento de justicia para George Floyd

A casi un año de la muerte de George Floyd, el agente policial relacionado con su fallecimiento, Derek Chauvin, comenzará a ser enjuiciado

A casi un año de la muerte de George Floyd, el agente policial relacionado con su fallecimiento, Derek Chauvin, comenzará a ser enjuiciado

En pleno siglo XXI, la desigualdad sigue estando viva, presente en diferentes países y personas. Como en Derek Chauvin, un agente de policía señalado por quitarle la vida a un afroamericano, George Floyd, y que a pesar de eso, busca su libertad.

El 25 de mayo de 2020, Chauvin fue quien mantuvo la garganta de George Floyd contra el suelo luego de ser acusado de usar dinero falso. Aunque el policía escuchaba del detenido súplicas para permitirle respirar, éste ignoró los comentarios y mantuvo su postura, un acto del que hoy depende su detención.

El pasado 8 de marzo, a casi un año de la muerte de Floyd en la ciudad de Minneapolis, el juicio en contra del agente se dio por comenzado. Chauvin es acusado de asesinato en segundo grado, lo cual le puede dar una pena máxima de 40 años de cárcel, y homicidio involuntario.

Además, pueden agregársele cargos de asesinato en tercer grado, una acusación que podría darle una pena máxima de 25 años de prisión.


De acuerdo con la ONG Mapping Police Violence, las personas afroamericanas en Estados Unidos tienen tres veces más probabilidades de ser asesinadas por un policía que la gente blanca

Tan sólo en 47 de las 50 ciudades más grandes del país, se registró que la policía mató en mayor proporción a negros que a blancos. En Chicago, por ejemplo, se detectó que se le quitó la vida a afroamericanos en una tasa 22 veces superior que a los blancos entre 2013 y 2020.

Asimismo, se detalló que 98.3 por ciento de los homicidios cometidos por la policía entre 2013 y 2020 no han dado lugar a que los agentes hayan sido acusados de un delito, algo que puede cambiar con el caso de Floyd y Chauvin.

Al respecto, Víctor Alonso Inclán, abogado litigante y catedrático de la Universidad La Salle, asegura que este juicio será sumamente mediático e importante en Estados Unidos porque, además de que se dará en la era post Trump, hay altas posibilidades de que se le declare culpable al agente policial.

Según explica, la detención del agente dependerá de si se agrega o no el cargo de asesinato en tercer grado, pues si se le acusa por ello sus argumentos no serán lo suficientemente fuertes para salir bien librado.

El homicidio en tercer grado especifica que, independientemente de cómo hayan sido los actos del acusado, finalmente su actuar tuvo una consecuencia directa con la muerte de una persona.

Para su defensa, los representantes legales de Derek Chauvin tenían sobre la mesa exponer que por la mala salud de Floyd, así como por su consumo de drogas, éste no soportó un protocolo policial de detención, algo que tal vez sí podrían haber tolerado personas más saludables.

Con esos argumentos se defenderían ante el cargo de homicidio en segundo grado, el cual señala que aunque una persona no estaba decidida en quitarle la vida a alguien, por las circunstancias que se dieron hubo algo en el actuar del acusado que produjo ese resultado.

“Estados Unidos ya nos ha dado casos en los que policías han sido juzgados más o menos en el mismo sentido, pero no han tenido la pena que uno quisiera, es decir, la pena por abuso policial (…) En ese sentido considero que es muy probable que por primera vez en mucho tiempo sí se declare culpable a este policía, porque además hay un tercer grado, un cargo más genérico”, asegura.

Acusaciones menores

Así como se le enjuiciará a Derek Chauvin a partir del próximo 25 de marzo, luego de que el jurado haya sido seleccionado, también se analizará la situación de los tres policías que acompañaban al agente durante la detención de Floyd.

Alexander Kueng, Thomas Lane y Tou Thao, tienen cargo de cómplices y comparecerán desde agosto de manera individual.

Respecto a sus situaciones, Alonso Inclán enfatiza que son casos independientes que los abogados, la fiscalía y la defensa, así como el jurado, tendrán que decidir. Sin embargo, sostiene que sin duda recibirán una sanción menor que la de Chauvin.

“Si me preguntas como externo del caso, es probable que los otros tres policías no reciban una pena tan grave como el que sí puso la rodilla directamente en la persona que lamentablemente falleció no obstante de que había una advertencia de que no podía respirar. Creo que la sanción será menor”, asume.

Finalmente, el abogado litigante recalca la importancia de estos juicios, resaltando la coyuntura en la que están situados, pues hay probabilidad de marchas, tanto en contra de los policías acusados, como a su favor.

Una ley en honor de George Floyd

El pasado 4 de marzo, la Cámara de Representantes de EU aprobó, con 220 votos a favor y 212 en contra, un proyecto de ley destinado a prevenir los abusos policiales, una iniciativa conocida como Ley George Floyd, en honor al afroamericano que perdió la vida el año pasado en manos de un agente de policía.

La ley, que próximamente pasará al Senado para su análisis, prevé la creación de un registro de malas conductas policiales para favorecer una mayor transparencia que impida a los agentes cambiar de jurisdicción para evitar la rendición de cuentas. Incluye también la prohibición de determinadas técnicas agresivas de detención.

También puedes leer: Liberan bajo fianza a expolicía implicado en el asesinato de George Floyd

Exit mobile version