¡Tu navegador no soporta JavaScript!
Latitud
imagen principal

28A

Momento de alianzas

Mariana Recamier

El PSOE ganó las elecciones de España, pero no obtuvo los escaños necesarios para formar gobierno y ahora tiene que hacer coalición con otros partidos


Abr 29, 2019
Lectura 5 min
portada post

Después de 11 años sin lograr un triunfo en las elecciones generales, el Partido Socialista Obrero Español (PSOE) ganó los comicios este domingo en España, pero no obtuvo la mayoría y ahora tiene que negociar con otras fuerzas políticas para formar gobierno.

El partido liderado por el presidente de Gobierno Pedro Sánchez obtuvo 123 escaños y Unidas Podemos 42, sin embargo, los dos grupos políticos de izquierda no suman la mayoría absoluta de 176 lugares en el poder legislativo, requisito necesario para gobernar.

El PSOE ahora tiene que entablar conversaciones con otros partidos para lograr coaliciones y llegar a un pacto final que reúna los escaños suficientes para gobernar.

Sánchez dijo la noche del domingo que el triunfo de PSOE significa que en España ganó el deseo de defender los derechos y las libertades.

“Se ha demostrado que esta es una gran democracia en la que millones de españoles quieren defender su futuro, sus derechos y sus libertades”, expreso Sánchez

El secretario general del PSOE dio su discurso ante miles de simpatizantes que le gritaron “¡con Rivera, no!”, en referencia al presidente de Ciudadanos. Los seguidores socialistas también hicieron un guiño a Unidas Podemos con la frase “¡sí se puede!”.

El presidente de Gobierno respondió que su partido ofrecerá la mano a todas las fuerzas constitucionalistas sin dejar de lado sus posturas de izquierda.

El primero en hablar de una coalición con PSOE fue el secretario general de Podemos. Pablo Iglesias dijo que quiere formar un frente de izquierdas, pero considera que las reuniones durarán mucho tiempo y requieren discreción.

“Nos hubiera gustado un resultado mejor, pero es suficiente para frenar a la derecha y construir un Gobierno de coalición de izquierdas”, aseguró Iglesias.

El secretario general de Podemos tiene razón: la derecha se quedó atrás en las elecciones. El Partido Popular (PP) obtuvo 66 lugares en el poder legislativo, Ciudadanos 57 y Vox 24.

Además, el proceso electoral de este año es histórico por su poder de convocatoria. La participación en los comicios fue de 75.03 por ciento, ocho puntos más que en 2016 y estuvo cerca del 80 por ciento registrado en 1982.

La internacionalista Arlene Ramírez Uresti explica que el PSOE ganó las elecciones generales porque es el único partido con un proyecto concreto para atender la crisis económica.

“Después de un largo trayecto democrático finalmente se le da la confianza al PSOE porque son los únicos que tienen una propuesta más sólida para la crisis de los impuestos y las pensiones”, asegura la doctora en relaciones internacionales.

El analista político Juan Pablo Galicia agrega que se deben analizar las situaciones políticas que provocaron las elecciones para entender la razón por la que el PSOE fue el ganador. En mayo del 2018, el expresidente Mariano Rajoy perdió su cargo por una moción de censura y Sánchez se convirtió en el jefe de Gobierno de España.

A partir de ese momento, el líder socialista fue atacado por los integrantes de Ciudadanos y PP porque consideraban que no cumplía las promesas que hizo a los grupos políticos aliados que le permitieron formar gobierno después de la moción de censura.

La confianza se resquebrajó de tal manera que Sánchez adelantó elecciones porque los diputados no lograban acuerdos sobre ningún tema.

Galicia opina que el PSOE ganó las elecciones porque el electorado confía en los socialistas, aunque tengan problemas para lograr acuerdos con otros grupos políticos y carguen con las acusaciones de la derecha.

“El electorado le dio al PSOE los escaños suficientes para ganar porque cree que es el partido que tiene la razón”, menciona el analista.

Galicia añade que lo más natural es que el PSOE haga coaliación con Unidas Podemos, frente político conformado por Podemos, Izquierda Unida, Unidad Popular, entre otros.

“Son exmilitantes, exsimpatizantes o exintelectuales orgánicos socialistas que construyeron su propio partido político, pero la coincidencia ideológica es natural”, comenta Galicia.

El especialista añade que también es necesario que los socialistas unan fuerzas con partidos independentistas.

“Van a necesitar unirse con los nacionalistas, con los partidos catalanes, vascos o valencianos, pero el primer aliado natural del PSOE es Unidas Podemos si quieren que el gobierno tenga una clara fortaleza hacia la izquierda”, concluye

La ultraderecha al poder

Aunque algunos españoles intentaron evitar que la ultraderecha llegara al poder, Vox irrumpe en el Congreso como quinta fuerza política con 24 diputados tras las elecciones generales.

Vox pretende eliminar leyes que protegen derechos humanos. En su proyecto de gobierno, este partido de ultraderecha plantea derogar la ley de violencia de género y deportar migrantes ilegales.

Galicia comenta que Vox obtuvo 24 escaños porque los partidos de ultraderecha se presentan como una opción fresca entre una clase política que tiene instituciones, formas y costumbres que parten de lo políticamente correcto.

“Los conservadores votan por Vox porque es más estridente que PP y Ciudadanos y muy claro con derogar la ley de paridad de género y otras propuestas similares. Ese discurso les hace mucho sentido”, puntualiza el especialista

Por otra parte, la internacionalista Ramírez Uresti comenta que Vox logró 24 escaños porque España tiene una raíz conservadora. La doctora considera que después de la época del dictador Francisco Franco, los españoles matizaron sus ideologías, pero las posturas de derecha siguen existiendo en el país.

España aún no tiene gobierno porque falta que PSOE aún tiene que buscar a sus mejores aliados, sin embargo, las elecciones generales de este domingo ya quedaron en la historia como uno de los grandes momentos democráticos del país.

Comentarios