La Organización para la Prohibición de Armas Químicas anunció que enviará un equipo de investigación al bastión rebelde de Duma, en Siria, para investigar el ataque químico que desencadenó opiniones en contra por la muerte de 40 personas.

Luego de que la OPAQ recibiera una invitación oficial de Damasco para que fuera a investigar, pidió a Siria “efectuar las gestiones necesarias para ese despliegue”, así lo informó en un comunicado la Organización de países bajos. En ese aspecto, la agencia de noticias Sana aseguró que el ministerio de Relaciones Exteriores había enviado una invitación formal a la OPAQ para que enviara un equipo de investigación para visitar Duma, además, de las denuncias por el uso de armas.

En un momento en que se multiplican los llamados en la comunidad internacional para reclamar una investigación sobre el caso, un responsable del ministerio de Relaciones Exteriores aseguró a la agencia que “Siria confirmó su voluntad de cooperar con la organización”.

Desde el presunto ataque con gas tóxico que dejó más de 40 personas muertas el pasado sábado en la ciudad de Siria, Duma, Washington y varios gobierno occidentales amenazaron, a modo de respuesta, con un ataque contra el régimen de Bashar al Asad, el cual desmintió toda responsabilidad.

El anuncio de Damasco se produjo mientras se esperaba una reunión en el Consejo de Seguridad de la ONU, en el que se pronunció un proyecto de resolución estadounidense, creando un mecanismo de investigación internacional sobre el uso de armas químicas en Siria.