¡Tu navegador no soporta JavaScript!
Latitud
imagen principal

KnowYourRights

Migrantes no están solos ante redadas en EU

Mariana Recamier

Alcaldes estadounidenses, organizaciones civiles y el gobierno mexicano aplicaron estrategias para evitar que los migrantes sin documentos sean detenidos como parte de las redadas anunciadas por el gobierno del presidente Donald Trump. Los ciudadanos también protestaron en contra de esta medida, pero aún no hay información oficial sobre su aplicación


Jul 15, 2019
Lectura 5 min
portada post

Las redadas anunciadas por la administración del presidente Donald Trump contra personas migrantes despertaron respuestas de apoyo de los dos lados de la frontera.

Alcaldes estadounidenses, organizaciones civiles, ciudadanos y el gobierno mexicano actuaron desde el fin de semana para evitar que los migrantes sin documentos sean detenidos como parte de la nueva estrategia del gobierno estadounidense.

Estaba previsto que la operación comenzara este domingo en nueve ciudades, no obstante, aún no hay reportes oficiales del Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE, por sus siglas en inglés) que confirmen el inicio de las medidas masivas.

Voceros de ICE advirtieron desde el jueves pasado que todos los extranjeros que violen las leyes de migración pueden estar sujetos a ser detenidos y quienes tengan una orden de deportación final serán regresados a sus países.

“Como siempre, ICE prioriza el arresto y la deportación de extranjeros presentes ilegalmente que representan una amenaza para la seguridad nacional, la seguridad pública y la seguridad fronteriza”, dijo Matthew Bourke, vocero de ICE, a medios estadounidenses.

En una entrevista con el diario The Washington Post este domingo, Matthew Albenceel, director interino de ICE, se negó a confirmar si una operación nacional de arrestos estaba en curso.

“Nunca divulgaremos detalles que pondrían a nuestros oficiales en mayor riesgo de lo que ya enfrentan en este ambiente tóxico”, dijo el funcionario.

No obstante, ante la amenaza, la respuesta para proteger a las personas migrantes ya se encuentra activa desde los gobiernos locales. Los alcaldes de las nueve ciudades de Estados Unidos en las que se anunció que el domingo iniciaban las redadas emprendieron acciones para proteger a sus residentes independientemente de su condición migratoria.

Bill de Blasio, de Nueva York, Michael Hancock, de Denver, y Eric Garcetti, de Los Ángeles, garantizaron que sus departamentos de policía no participarán en los operativos de ICE. Ocho de los nueve alcaldes pertenecen al Partido Demócrata y solo Francis Suárez es republicano, sin embargo, este último señaló que no ha sido notificado del tamaño de la operación y que será difícil coordinarse en tan poco tiempo.

La administración Trump usa el miedo como arma. Nos aseguramos de que nuestras comunidades de migrantes obtengan información precisa y tengan los recursos para defender sus derechos

- Bill de Blasio

Alcalde de Nueva York

También en las calles protestan contra redadas

Los ciudadanos también mostraron su apoyo saliendo a las calles para protestar en contra de las redadas. Diez mil personas se reunieron el sábado en la Plaza Daley de Chicago para mostrar su descontento ante esta medida.

Los manifestantes desplegaron carteles donde se leían frases como “cierren los campos de concentración”, en referencia a las instalaciones donde son recluidos migrantes en la frontera.

“Detengan las deportaciones” y “fin de las detenciones, bienvenidos los inmigrantes”, eran otras de las consignas en dos carteles colgados en el edificio del Daley Center, donde funcionan las cortes del Condado de Cook.

Además, líderes municipales, sindicales, religiosos, maestros y activistas realizaron la vigilia nacional Luces por la Libertad desde el viernes pasado en los 50 estados y la capital para repudiar las redadas.

Uno de los actos con mayor participación fue en Manhattan, Nueva York. Los activistas se manifestaron en la zona de Foley Square para exigir que el gobierno clausure los centros de detención donde hay migrantes viviendo en condiciones hacinadas e insalubres y condenaron las nuevas acciones para deportar migrantes.

Al mismo tiempo, organizaciones de defensa y apoyo a comunidades migrantes intensificaron sus actividades de educación sobre derechos básicos para las personas que viven en Estados Unidos en situación irregular.

La Unión Estadounidense por las Libertades Civiles (ACLU, por sus siglas en inglés) informó, por ejemplo, que no se tiene que permitir el ingreso de un agente de ICE a un hogar sin una orden judicial.

Ayuda desde México

Ante el anuncio del inicio de las redadas, el gobierno mexicano también compartió su estrategia para apoyar a los migrantes.

El secretario de Relaciones Exteriores Marcelo Ebrard aseguró que hasta el momento no se reportan mexicanos detenidos como parte de la nueva medida del gobierno de Estados Unidos, sin embargo, mencionó que puso en marcha un plan jurídico y los mecanismos de defensa rápida para apoyar a los mexicanos que se encuentran en territorio estadounidense.

“Para los que tienen orden de deportación y están detenidos tenemos suficiente material de respaldo, suficiente personal; pero si hay un aumento muy fuerte también vamos a tener los recursos suficientes para apoyar a estos consulados”, dijo el secretario este domingo en una videoconferencia.

Ebrard precisó que en caso de que se presenten detenciones masivas, el consultor jurídico de la Secretaría de Relaciones Exteriores, Alejandro Celorio; el director de Protección a mexicanos en el Exterior, Julián Escutia, y la directora general de Servicios Consulares, Carolina Zaragoza, viajarían con sus equipos para apoyar a los consulados que lo requieran.

Los cónsules aseguraron que las autoridades locales les indicaron que no participarán en esos operativos. Julián Escutia, director general de Protección a Mexicanos en el Exterior, indicó que las representaciones mexicanas aplicarán protocolos homogéneos y su personal se trasladará a los centros de detención para analizar caso por caso ante una redada.

Martha Bárcena, embajadora de México en Washington, indicó que el gobierno mexicano se mantiene en alerta para apoyar a los mil 807 connacionales ubicados en centros de detención de Estados Unidos.

El gobierno mexicano también dio a conocer el número telefónico 520 623 7874 del Centro de Atención Consultar, mediante los migrantes mexicanos pueden solicitar ayuda.

Te puede interesar: CNDH crea micrositio para apoyar a migrantes víctimas de las redadas de Trump

Comentarios