La comunidad internacional sigue respaldando a Ucrania. A 125 días de que este país fuera invadido por Rusia, los integrantes del G7 remarcaron las nuevas medidas que lanzarán para beneficiar al gobierno del presidente Volodímir Zelensky, y a su vez enviar más restricciones al jefe de Estado ruso, Vladimir Putin.

Fue en Alemania que los presidentes y cancilleres de Estados Unidos, Canadá, Japón, Italia, Reino Unido, Francia y del país anfitrión se reunieron desde el pasado 26 de junio para, entre otras cosas, enviar un mensaje a los ucranianos: no están solos.

“Como G7 estamos unidos del lado de Ucrania y continuaremos apoyándolo. Para ello, todos tenemos que tomar decisiones duras pero necesarias (…) Continuaremos aumentando la presión sobre Putin. Esta guerra tiene que llegar a su fin”, declaró el canciller alemán, Olaf Scholz.

Daniel Muñoz Torres, jefe de la carrera de Relaciones Internacionales de la Facultad de Estudios Superiores (FES) Aragón, opina al respecto que el hecho de que el G7 esté apoyando abiertamente a Ucrania es sin duda algo muy importante.

“Simbólicamente es una idea de demostrar el apoyo hacia Ucrania, pero por otro lado aclarar la división que hay con Rusia a como dé lugar”, asegura.

Para él, con los apoyos que se le están brindando a los ucranianos se está viendo un cambio de estrategia a nivel mundial, pues antes de que fueran invadidos, Rusia se manifestaba en contra de que Ucrania se occidentalizara, provocando que la comunidad internacional dejara a esta nación un poco en el olvido.

“Ahora vemos un cambio de estrategia. A diferencia de años pasados, Ucrania tiene más cooperación con el mundo occidental e incluso eso lo puede llevar en un futuro a formar parte de la Unión Europea en segundo término, recibiendo las ventajas que eso implica”, sostiene Muñoz Torres.

Para el docente, aunque lo único que faltaría por brindarle a Ucrania sería apoyo militar, eso aún está lejos de verse, pues al dar ese respaldo ello implicaría que hubiera una guerra de mayores dimensiones.

“Hay que apoyar a Ucrania, pero no de una manera que genere un conflicto bélico entre Rusia y los países de Occidente”.

Medidas contra Rusia del G7

Los líderes del G7 alinearán y ampliarán las sanciones para restringir aún más el acceso de Rusia a insumos, servicios y tecnologías industriales producidos por las economías de la comunidad internacional.

En específico, los Departamentos de Estado y del Tesoro de Estados Unidos atacarán las cadenas de suministro de defensa rusas imponiendo sanciones de bloqueo a las principales empresas estatales.

Usar aranceles sobre productos rusos

Los países miembros del grupo de los siete implementarán una tasa arancelaria en más de 570 grupos de productos rusos por un valor aproximado de 2.3 mil millones de dólares.

Con ello, el G7 podría lograr que Rusia deje de lado su estatus comercial de “nación más favorecida”, con el cual garantizaba tarifas arancelarias bajas para los productos rusos vendidos en todo el mundo.

Restricciones a la participación de Rusia en el mercado global

Los líderes del G7 están decididos a limitar los ingresos de Rusia, incluido el oro, que es la segunda mayor exportación del gobierno de Putin después de la energía.

Además, la Unión Americana, a través del Departamento de Estado y el Tesoro, implementará sanciones de bloqueo contra personas vinculadas a ayudar en los esfuerzos de evasión de Rusia.

Sanciones a los responsables de abusos

Los representantes políticos del G7 decidieron imponer sanciones a los responsables de abusos contra los derechos humanos, incluidos los crímenes de guerra y el ejercicio ilegítimo de la autoridad en Ucrania.

Por su parte, Estados Unidos aseguró que impondrá restricciones de visa a aproximadamente 500 funcionarios por amenazar o violar la soberanía, la integridad territorial o la independencia política de Ucrania.

Más apoyo presupuestario y de armas

El G7 se comprometió a ayudar a Ucrania a cubrir sus déficits de financiamiento presupuestario en la medida de lo posible, además de que asumirá un compromiso de seguridad a largo plazo sin precedentes para brindar a los ucranianos un apoyo financiero, humanitario, militar y diplomático durante el tiempo que sea necesario.

También, se les enviará un suministro oportuno de equipos de defensa modernos y sistemas de armas avanzados.

También puedes leer: Misil ruso impacta en concurrido centro comercial de Ucrania; decenas de civiles murieron