Joe Biden, presidente de Estados Unidos, aseguró que México se está negando a acoger a familias migrantes que son deportadas por cruzar ilegalmente a su país.

“Estamos negociando con el presidente de México, creo que vamos a ver un cambio, todos deberían poder ser devueltos”, mencionó el mandatario estadounidense.

Según Biden, Estados Unidos enfrenta una crisis migratoria por  la llegada de menores a su territorio.

Respecto a este tema, el presidente indicó que nada ha cambiado en la frontera con México y que el aumento de los menores que llegan solos por esta vía “pasa todos los años”.

TE SUGERIMOS: Biden designa a Kamala Harris para atender tema migratorio en la frontera con México

Kamala Harris, la vicepresidenta de EU, fue designada por el jefe del Ejecutivo estadounidense para liderar una misión que frene la migración irregular desde Centroamérica.

Harris también se coordinará con El Salvador, Honduras y Guatemala para combatir los problemas de violencia y corrupción que provocan la huida de familias migrantes al norte del continente.

Tras el crecimiento de la migración irregular desde Centroamérica a EU, el sistema de acogida de este país ha colapsado, lo que le ha valido críticas a la administración de Biden, que comenzó apenas en enero pasado.

La mayoría de las críticas se centran en la situación de los menores que cruzan la frontera, quienes han tenido que quedarse en los centros de la Oficina de Aduana y Protección Fronteriza (CBP), los cuales están diseñados para adultos y no para niños y adolescentes.

Fuentes gubernamentales afirman que el CBP tiene bajo su custodia a cerca de 5 mil menores de edad, mientras que albergues del Departamento de Salud acogen a 15 mil niños que han cruzado sin compañía de sus padres o tutores.