61%
preocupados de que el ataque se vuelva un compromiso militar a largo plazo

El presidente de Estados Unidos Barack Obama está determinado a tomar acción militar en Siria, aunque los ciudadanos no crean que eso pueda disuadir al gobierno sirio de usar armas químicas.

Un sondeo del Pew Research Center reveló ayer que el mandatario se enfrenta a una mayoritaria oposición, con 48 por ciento en contra y 29 por ciento a favor.

Solamente 29 por ciento de los demócratas e independientes apoya una respuesta militar en Siria por el supuesto uso de gas sarín por parte del régimen de Bashar al Assad, en comparación con 35 por ciento de republicanos.

De acuerdo con el sondeo, 53 por ciento ve a Al Assad como el responsable por el supuesto ataque químico contra la población civil, mientras que 23 por ciento dijo que no hay una clara evidencia sobre la autoría del uso de ese tipo de armas.

Y entre aquellos que opinaron que la evidencia es clara, se opusieron y favorecieron los ataques en igual proporción (41 por ciento).

Para 74 por ciento, un ataque aéreo solo conduciría a una reacción negativa por parte de los aliados de Washington en la región, mientras que 61 por ciento externó su preocupación porque la respuesta estadounidense se tradujera en un compromiso militar a largo plazo. 

Solo 33 por ciento opinó que los ataques aéreos serían efectivos para disuadir el uso de armas químicas en Siria.

(Fuente: AP)