En 2020 inicia una nueva década y algunos jefes de Estado, ministros e incluso congresistas de diferentes países de América serán los protagonistas de este nuevo comienzo en la región.

Los mandatarios de Latinoamérica seguirán observando los movimientos del presidente mexicano Andrés Manuel López Obrador (AMLO) y el canciller Marcelo Ebrard porque los consideran líderes en la región, mientras congresistas de Estados Unidos como Alexandria Ocasio-Cortez continuarán como las voces opositoras a las políticas de Donald Trump.

El presidente argentino Alberto Fernández tendrá que enfrentar la crisis económica de su país sin aliados de izquierda en Sudamérica y el mandatario salvadoreño Nayib Bukele puede convertirse en la puerta de entrada a la inversión china en América Latina.

Naciones como Bolivia y Chile continuarán con protestas si sus jefes de Estado no encuentran respuestas democráticas para las peticiones de los manifestantes.

Chrystia Freeland: Viceprimera ministra de Canadá

La viceprimera ministra canadiense será el punto de equilibrio entre México y Estados Unidos al momento de retomar las negociaciones del Tratado Comercial entre México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC) sobre las normas laborales y otros asuntos conflictivos.

“Ella será el punto de equilibro entre México y Estados Unidos. El gobierno mexicano necesita a Canadá más que nunca para no ser perjudicado en el tema de las legislaciones que se tendrán que homologar en términos laborales”, asegura la internacionalista Arlene Ramírez Uresti.

Freeland también será un personaje importante para lograr que el Congreso canadiense ratifique este acuerdo trilateral.

Nayib Bukele: Presidente de El Salvador

Bukele hizo muchas visitas de Estado en sus primeros meses como presidente de El Salvador para obtener recursos de otros gobiernos, entre ellas su paso por China en diciembre.

De su viaje al gigante asiático, el mandatario regresó con una inversión millonaria para desarrollar infraestructura en la nación centroamericana. Como consecuencia, Bukele puede representar la puerta de China para América Latina en 2020.

“El presidente salvadoreño puede provocar que otros países latinoamericanos empiecen a caer en la tentación de acercarse más a los chinos y alejarse de Estados Unidos, pero eso depende mucho del éxito que tengan las inversiones en El Salvador mediante el manejo de recursos que haga Bukele”, opina el analista Galicia.

Jeanine Áñez: Presidenta interina de Bolivia

Después de que Evo Morales renunció a su cargo con la presión de las Fuerzas Armadas, Jeanine Áñez se convirtió en la presidenta interina de Bolivia. El próximo año su principal tarea será convocar a elecciones.

“Dependiendo de la fortaleza o debilidad que ella demuestre para bloquear el paso de Morales, los simpatizantes del partido del expresidente se pueden replegar y disminuir su influencia o lograr un momentum para generar el retorno del exmandatario”, comenta el analista político Juan Pablo Galicia.

Alexandria Ocasio-Cortez: Miembro de la Cámara de Representantes de los Estados Unidos

La política de ascendencia puertorriqueña se convirtió en la mujer más joven elegida para ocupar un escaño en la Cámara de Representantes estadounidense en 2018. Durante 2019, la congresista demócrata se posicionó en contra de algunas políticas del presidente Donald Trump como las relacionadas con migración.

“Las confrontaciones que tuvo con Trump y la forma en la que ha actuado desde su grupo parlamentario la posicionan como una de las líderes legislativas de Estados Unidos. Está abanderando causas que generan un contrapeso en el electorado estadounidense. Bien orientada y siguiendo liderazgos políticos más conservadores, ella puede ser una figura presidenciable”, opina la internacionalista Arlene Ramírez Uresti.

Sebastián Piñera: Presidente de Chile

Los grandes protagonistas de 2019 fueron los jóvenes estudiantes que se manifestaron en Chile por el alza en la tarifa del sistema público de transporte y otras políticas del presidente Sebastián Piñera.

Las protestas que comenzaron en octubre lograron que el mandatario chileno convocara a un plebiscito nacional en abril de 2020 para definir si se redactará una nueva constitución. Este proceso puede incluir una ratificación de mandato para el jefe de Estado.

“Al momento de crear la nueva constitución las juventudes y la oposición probablemente le exijan una ratificación de mandato. Si Piñera se niega o muestra una resistencia para las peticiones veremos más manifestaciones y el recrudecimiento de la represión”, comenta el analista Galicia.

Alberto Fernández: Presidente de Argentina

El político peronista Alberto Fernández ganó las elecciones presidenciales de 2019 en Argentina, ahora es uno de los pocos jefes de Estado de izquierda en América del Sur y tendrá que enfrentar una crisis económica sin muchos aliados de la misma corriente ideológica.

“A comparación de los gobiernos de Cristina y Ernesto Kirchner, Fernández tendrá la difícil tarea de ser el referente ideológico de izquierda en Sudamérica porque Venezuela enfrenta sus propios problemas y Uruguay dio un giro al centro derecha”, considera el analista político Galicia.

Jair Bolsonaro / Luiz Inácio Lula da Silva

Presidente de Brasil / Expresidente brasileño

En Brasil se encuentran dos líderes políticos que representan líneas ideológicas contrarias. Ante la falta de un jefe de Estado que de forma clara coordine la región de América Latina ante el mundo, Bolsonaro podría convertirse en un personaje que ocupe este lugar.

“Tanto Bolsonaro como Lula da Silva son hitos en la historia del Cono Sur y Brasil debe tomar liderazgo regional en temas importantes como el cambio climático. Las políticas de Bolsonaro han generado controversia y desde ese frente de controversia debe tratar de lograr más estabilidad en la región”, comenta la internacionalista Arlene Ramírez Uresti.

Lula da Silva sigue siendo un representante importante de la izquierda latinoamericano en un momento de reacomodo de fuerzas políticas en Latinoamérica.

 

Donald Trump: Presidente de Estados Unidos

Antes del cierre de 2019, Donald Trump se colocó como el tercer presidente de Estados Unidos en reunir los votos suficientes en la Cámara de Representantes para enfrentar un juicio político, pero esto lo puede fortalecer en los comicios de 2020 porque algunos ciudadanos consideran que el inicio del impeachment fue una decisión impulsada por las intenciones electorales de los demócratas.

“Veremos un presidente golpeado y lastimado, pero no con la estocada de muerte. Esto podría fortalecerlo al grado en que 2020 logre la reelección y seguir con su agenda política migratoria y económica. La continuidad puede detonar muchas acciones controversiales contra otras regiones como la Unión Europea”, comenta Ramírez Uresti.

Marcelo Ebrard: Secretario de Relaciones Exteriores mexicano

El canciller de México es uno de los personajes que puede protagonizar las discusiones políticas de América Latina en 2020 porque desde el año anterior fue una figura activa en la región y ya tiene una lista de tareas para los próximos meses.

El año anterior, el funcionario coordinó el asilo del expresidente Evo Morales en territorio mexicano y desarrolló iniciativas en la frontera sur de México para frenar la migración irregular después de lograr un acuerdo con Estados Unidos.

En 2020, Ebrard tiene que llevar a buen puerto la candidatura de México al Consejo de Seguridad de la ONU, así como la presidencia pro tempore de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC) y una recién anunciada política exterior feminista.

También puedes leer: Desobediencia civil en las calles del mundo