Las autoridades estadounidenses se comprometieron el martes a responder con rapidez y justicia a los 1.76 millones de jóvenes inmigrantes sin papeles que ahora se calcula podrían solicitar la suspensión de sus deportaciones bajo un nuevo programa gubernamental.

Alejandro Mayorkas, director del Departamento de Inmigración y Ciudadanía, dijo que su agencia planea contratar a más personal para lidiar con los casos de jóvenes sin papeles que fueron traídos al país por sus padres cuando eran niños y que ahora se podrían ver beneficiados por el programa.

La cifra de inmigrantes que podrían ver suspendidas sus deportaciones temporalmente aumentó desde el anuncio reciente del gobierno de que los jóvenes sin diploma escolar pero que se reinscriban a una escuela superior también podrán beneficiarse del programa.

Eso significa que aproximadamente 350 mil jóvenes inmigrantes que no se han graduado de la secundaria o no han obtenido un certificado de aprobación del examen de Desarrollo Educativo General también podrán solicitar la suspensión de sus deportaciones si se inscriben en una escuela.

Fue en junio cuando el presidente Barack Obama anunció los principios de esta política, sin dar detalles específicos. Empezará a aplicarse el 15 de agosto.

Mayorkas dijo durante un foro organizado por el MPI en Washington que su agencia está “preparada para lidiar con el aumento” en el cálculo de jóvenes inmigrantes.

“Estamos intentando crear un proceso que sea eficiente y que ofrezca resultados lo antes posible para que esta sea la experiencia positiva que el público espera de nosotros”, dijo Mayorkas.

El Instituto de Políticas Migratorias  calculó que un 72 por ciento de los jóvenes potencialmente elegibles tiene 15 o más años.                           

Fuente: AP.

El camino contra la deportación

Los jóvenes podrán suspender su deportación si demuestran haber estado en Estados Unidos al menos durante cinco años, tener menos de 31 años, haber llegado al país antes de los 16 años, estar en la actualidad inscritos en alguna escuela de secundaria estadounidense, haber concluido sus estudios en una secundaria estadounidense u haber obtenido un certificado de aprobación del examen en inglés de Desarrollo Educativo General y haberse enrolado en las fuerzas armadas y/o haber estado o estar cursando estudios universitarios.

La medida les permite también solicitar un permiso de trabajo de dos años de duración, que puede ser renovado.

Los 5 grandes

Los cinco estados con el mayor número de jóvenes en situación de optar por el programa. Estos estados representan el 57% del total de jóvenes elegibles para beneficiarse de la medida.

— California: 460 mil
— Texas: 210 mil
— Florida: 140 mil
— Nueva York: 110 mil
— Illinois: 90 mil