¡Tu navegador no soporta JavaScript!
Latitud
imagen principal

Noviembre2020

Los candidatos demócratas multimillonarios

Mariana Recamier

Los empresarios Mike Bloomberg y Tom Steyer invierten millones para ganar la candidatura demócrata y participar en los comicios de noviembre. Los dos proponen iniciativas que protegen los derechos de los migrantes


Feb 17, 2020
Lectura 5 min
portada post

Lejos de los candidatos convencionales como la de Bernie Sanders o Pete Buttigieg, los empresarios Mike Bloomberg y Tom Steyer invierten millones de dólares de su propio bolsillo para presentar sus postulaciones a las primarias demócratas. Su intención es disputar la presidencia con Donald Trump en los comicios de noviembre.

Los dos precandidatos tienen en común que llenan los medios con anuncios de campaña contra Trump, estrategia que les ha funcionado hasta ahora porque Bloomberg crece en las encuestas a nivel nacional, mientras que Steyer avanza en Carolina del Sur.

También tienen en común que los dos empresarios abogan por iniciativas para proteger a los migrantes y echar atrás las políticas de Trump que violan derechos humanos.

Desde que ingresó a la carrera por la Casa Blanca en noviembre hasta el cierre de 2019, Bloomberg gastó más de 200 millones de dólares de su bolsillo en anuncios sobre las elecciones, informaron miembros de su campaña a la Agence France-Presse.

Bloomberg es un empresario de 77 años y fundador de la compañía de información financiera Bloomberg L.P. De 2002 a 2013, el hombre de negocios entró a la política y fue alcalde de Nueva York.

Además, el empresario ocupa el noveno lugar de la lista de personas más acaudaladas del mundo, según Forbes, con una fortuna de 55 mil millones de dólares hasta noviembre de 2019.

El bombardeo publicitario de Bloomberg ya dio resultados porque es el tercer candidato en las encuestas nacionales, detrás del senador Sanders y del exvicepresidente Joe Biden, según el promedio compilado por RealClearPolitics.

Bloomberg también está construyendo una amplia base de personal y oficinas de campaña por todo Estados Unidos, presencia que es imposible de igualar para la mayoría de sus rivales por falta de recursos.

“Él es parte del problema. Bloomberg, como cualquier otra persona en Estados Unidos, tiene derecho a postularse a la presidencia. Pero creo que en una democracia, no tiene derecho a comprar la presidencia”, dijo el senador Bernie Sanders en una entrevista radial.

En el mismo sentido, el exvicepresidente Joe Biden comentó el jueves pasado en el popular programa The View de la cadena ABC que está ansioso por debatir con Bloomberg y señaló que no cree que el exalcalde de Nueva York pueda comprar una elección.

Bloomberg no participó en las primeras cuatro etapas de las primarias demócratas y entrará a la competencia el 3 de marzo, cuando se celebran internas en 14 estados, incluyendo Texas y California.

El equipo de Bloomberg defiende sus gastos de campaña como una forma de asegurar su integridad.

“A diferencia de todos los que se postulan para la presidencia, Mike Bloomberg nunca ha recibido un centavo en contribuciones de intereses especiales o de otra persona. Mike también entrega la mayor parte de su dinero a la filantropía para tratar de ayudar a las personas a vivir más y mejor”, dijo a agencias el portavoz de la campaña, Stu Loeser.

El empresario millonario participa en la lucha contra el cambio climático y la violencia armada en Estados Unidos. También dio mil 800 millones a su alma mater Johns Hopkins University en 2018 para financiar los estudios de los alumnos.

Su proyecto migratorio

Bloomberg dio a conocer el lunes pasado su plan de reforma migratoria que incluye iniciar una investigación para esclarecer los abusos cometidos en los últimos tres años por las agencias generales de inmigración, entre ellas la Patrulla Fronteriza y la Oficina de Inmigración y Aduanas (ICE).

El excalcalde de Nueva York también prometió restablecer el programa y la cuota de refugiados, tal como la dejó el expresidente Barack Obama en enero de 2017.

El plan propuesto por Bloomberg señala que protegerá a los dreamers, pondrá fin a la separación familiar en la frontera y rescindirá la prohibición de viajar a ciudadanos de países de mayoría musulmana.

El ambientalista de los candidatos

El otro millonario es el californiano Tom Steyer, un antiguo administrador de fondos de cobertura con proyectos ambientalistas y filantrópicos. A sus 62 años, tiene una fortuna de mil 600 millones de dólares, de acuerdo con Forbes.

Steyer ya ha gastado decenas de millones en anuncios publicitarios en estados que votan antes que el restro. En Carolina del Sur, donde ha desembolsado 19 millones de dólares, se encuentra en segundo lugar, según el promedio de encuestas.

Migración climática

El precandidato ambientalista anunció la segunda semana de febrero que si gana las elecciones daría asilo a quienes huyen de los efectos causados por el cambio climático y daría documentos a millones de migrantes.

“Nuestro sistema de inmigración ha estado plagado de racismo y ha reflejado valores muy diferentes de aquellos sobre los cuales se fundó nuestro país”, dijo Steyer.

El precandidato también propuso que, si gana la elección en noviembre de 2020, iniciará un “proceso de sanar el enfoque cruel e injusto” de Trump hacia la inmigración y pondrá fin a la separación de las familias de inmigrantes que llegan a la frontera de Estados Unidos.

Steyer indicó que también usaría órdenes ejecutivas para restablecer la Acción Diferida (DACA), cuyo futuro está en manos del Tribunal Supremo y se conocerá en los próximos meses.

No obstante, Steyer no conoce sobre política mexicana. Le preguntaron en una entrevista si sabía el nombre del presidente de México y contestó que lo había olvidado.

También puedes leer: Demócratas por la destitución de Trump

Comentarios