La Convención Nacional Republicana terminó el jueves pasado y hoy toca el turno a que los Demócratas inicien la suya.

La reunión en Tampa dejó mucho material de análisis entre discursos y declaraciones de los miembros más importantes del partido.

Desde el discurso egocentrista de Chris Christie, representante de Nueva Jersey que utilizó su discurso de apoyo al candidato  para nombrarse en repetidas ocasiones.

También estuvieron las palabras del compañero de fórmula de Mitt Romney rumbo a las elecciones, Paul Ryan, quien cuestionó las políticas del presidente Barack Obama y lo acusó de “tener experiencia en gastar el dinero”, en alusión a la propaganda demócrata que critica al ex gobernador de Massachusetts.

Sin embargo, el momento cumbre fue el discurso de aceptación de la candidatura  de Romney, donde se confirma como el aspirante a la presidencia por el partido conservador de Estados Unidos a falta de menos de 66 días para los comicios federales.

En sus palabras se enfocó en decir su biografía y sus posturas políticas, pero omitió hechos considerados importantes.

Glenn Kissler de The Washington Post hace un recuento de las principales frases de Mitt Romney en su discurso y saca conclusiones más allá de lo que nos pueden decir las palabras.

“Y a diferencia del presidente (Obama), tengo un plan para crear 12 millones de nuevos empleos”

Suena como una declaración bastante intrépida, especialmente si consideras que solo dos presidentes –Ronald Reagan y Bill Clinton, ambos presidentes de dos términos– crearon más de 12 millones de empleos.

Romney dice que puede alcanzar el objetivo en solo cuatro años, a pesar de que la propuesta que entregó su campaña tiene muy pocos detalles.

Es prácticamente una colección de aserciones políticas como reducir la deuda, recondicionar el código de impuestos, etc.

Pero el número es menos ambicioso de lo que parece. Su compromiso significa 250 mil empleos nuevos por mes, muy lejos de los 500 mil que Romney clama como una “recuperación normal”.

En los últimos meses, la economía de Estados Unidos ha conjuntado un promedio de 150 mil nuevos trabajos por mes.

“Empezaré mi presidencia con un tour de trabajo. El Presidente Obama empezó con un tour de disculpas”.

Esta es una de las líneas personales de Romney, que no se aleja mucho de la realidad. Después de darle seguimiento a las palabras de Obama, dio la percepción de que realmente pronunciaba disculpas.

Comentarios que no fueron muy diferentes a los de su predecesor, George W. Bush.

De hecho, en varias ocasiones Bush se disculpó con gobiernos extranjeros por las acciones erráticas de las tropas de estadounidenses, como los abusos a los prisioneros iraquíes.

“Los recortes de miles de millones a nuestro ejército han eliminado cientos de miles de empleos, también puso a la seguridad nacional bajo un grave peligro”.

Romney atribuye a Obama los recortes en el presupuesto del ejército, pero éstos son resultado de un acuerdo presupuestan entre el presidente y el pleno republicano en el Congreso para evitar una falta de pago de la deuda nacional.

“A diferencia del presidente Obama, yo no aumentaré los impuestos a la clase media”.

El candidato republicano parece referirse a los mandatos de la ley en salud, pero en general, Obama ha recortado ampliamente los impuestos a la clase media.

Barack Obama llamó a aumentar los impuestos en las personas con ganancias mayores a 250 mil dólares al año.