Estados Unidos envió más aviones caza a territorio surcoreano con el fin de realizarejercicios militares


"Como comandante del Ejército, confiaré en el juicio de los militares que enfrentan directamente las provocaciones de Corea del Norte”

Park Geun-hye

Presidenta de Corea del Sur

La presidenta de Corea del Sur Park Geun-hye reaccionó ante la tempestad que se avecina en la península coreana.

En respuesta al aumento en la tensión entre su país y Corea del Norte por los últimos acontecimientos en temas de seguridad, la primera mujer surcoreana en ocupar la Jefatura de Estado anunció ayer nuevas medidas.

“Si hay alguna provocación contra nuestros ciudadanos de la República de Corea (nombre oficial de Corea del Sur), se tendrá que tomar una contundente respuesta en un escenario inicial sin tomar en cuenta ninguna consideración política”, mencionó Park.

Hija del fallecido dictador Park Chung-hee, ascendió a la presidencia después de resultar vencedora en las elecciones de diciembre del año pasado.

Con apenas dos meses en el puesto, la presidenta se enfrenta al enorme reto de reconciliarse con el gobierno de Pyongyang, o por lo menos bajar la temperatura de las hostilidades.

Durante una reunión con los altos miembros de la Defensa surcoreana, Park dijo que toma las amenazas de Corea del Norte “muy seriamente”.

“Yo, como comandante en jefe del Ejército, confiaré en el juicio de los militares que enfrentan directamente las provocaciones imprevistas de Corea del Norte”, agregó.

Además, se presentó la estrategia a utilizar junto con Estados Unidos para hacer frente a la amenaza de misiles nucleares norcoreanos.

Ésta es aplicable a tres escenarios: una amenaza nuclear, el uso inminente de armas atómicas y su verdadero empleo, de acuerdo al diario The Korean Herald.

Para el congresista republicano Peter King, expresidente del Comité de Seguridad Nacional, las acciones de Kim Jong-un no son “una amenaza vacía”, pero que quizás no sabe a ciencia cierta en lo que se está metiendo.

En una entrevista para ABC News, King dijo: “Jong-un trata de establecerse a sí mismo. Él trata de ser el ‘tipo rudo’. Está ahorita entre sus 28 o 29 años de edad y continúa avanzando y avanzando y no estoy seguro si podrá dar marcha atrás”.

Mientras tanto, Estados Unidos aumentó su presencia militar en la península y envió jets caza F-22, aeronaves casi indetectables por los radares.

El actual “estado de guerra” se originó el 12 de febrero pasado, cuando Pyongyang, en contra de todas las recomendaciones internacionales, realizó su tercer ensayo nuclear, esta vez subterráneo.

Dicha acción desencadenó medidas coercitivas por parte de Naciones Unidas contra el régimen de Kim Jong-un, avaladas por diferentes países, entre ellos Estados Unidos y Corea del Sur.

Desde ese momento, el gobierno norcoreano mostró su lado menos amable y más agresivo, rompiendo con cualquier pacto de paz previo entre ambos países de la península.

Este domingo, el líder supremo de la Corea comunista y diversos miembros del Partido de los Trabajadores consideraron que las ojivas nucleares que su país posee son “la vida de la nación” y que no serían intercambiadas ni por “miles de millones de dólares”.

Versiones apuntan a que esta puede ser una estrategia del novel dirigente de Corea del Norte para ganar reconocimiento, amedrentar a sus enemigos y abrir el diálogo para un posible acuerdo futuro.

Durante la Guerra Fría ganó prominencia la teoría de la “disuasión”, la cual consiste en amenazar a un enemigo a fin de convencerlo de abstenerse a atacar.

Dicha estrategia fue utilizada en varias ocasiones en potenciales confrontaciones nucleares entre Estados Unidos y la Unión Soviética.

Lo que vemos hoy en la península de Corea puede ser una situación similar.

…Y Corea del Norte nombra ministro

Corea del Norte se apartó el lunes, al menos temporalmente, del discurso belicista que la ha caracterizado durante semanas al tiempo que nombró a un nuevo primer ministro, considerado un reformista económico, después de proclamar que las máximas prioridades del país son la construcción de armas nucleares y el fortalecimiento de la economía.

El resurgimiento de Pak Pong Ju como primer ministro durante la sesión anual del parlamento es considerada por analistas una señal clara de que el gobernante norcoreano Kim Jon-un maniobra para respaldar declaraciones recientes en las que se promete centrar la atención en el fortalecimiento del desarrollo económico.

El nombramiento constituye una muestra de que Pak volverá a tener una participación importante en la adopción de las políticas económicas.

“Pak Pong Ju es la cara de la reforma económica, tal como existe, una reforma con las características norcoreanas, como ellos dicen”, afirmó John Delury, profesor y analista sobre Corea del Norte en la Universidad de Yonsei en Seúl.

Cualquier cambio en la economía no será radical y por el momento cualquiera sería principalmente una aspiración, agregó. Un posible cambio podría ser una reorientación del enorme gasto militar a la economía general del país, afirmó.

De acuerdo con Naciones Unidas, dos tercios de los 24 millones de habitantes del país afrontan con regularidad escasez de alimentos. Según versiones, Pak fue despedido como primer ministro en 2007 porque había propuesto un sistema salarial similar al de Estados Unidos. (AP)