¡Tu navegador no soporta JavaScript!
Latitud
imagen principal

BILATERAL

Liberan a Rosa María, la niña mexicana con parálisis cerebral detenida en Texas

Indigo Staff

Activistas dijeron sentir alivio por la liberación de la menor, sin embargo, remarcaron que su detención fue “desalmada” e “ilegal


Nov 3, 2017
Lectura 4 min
portada post

Autoridades de Estados Unidos liberaron a Rosa María Hernández, la niña mexicana con parálisis cerebral que fue detenida a finales de octubre por agentes de la patrulla fronteriza al abandonar un hospital en Corpus Christi, informó The American Civil Liberties Unión (ACLU) este viernes.

“Rosa María finalmente fue liberada. Estamos encantados de que ella pueda regresar a su hogar para recuperarse rodeada del amor y el apoyo de su familia”, dijo Michael Tan, abogado de la ACLU, quien llevó el caso de la pequeña de 10 años.

Por su parte, Joaquin Castro, congresista texano, confirmó la noticia en su cuenta de Twitter y aplaudió que la menor esté de vuelta con su familia, al tiempo que pidió al gobierno que tome medidas para que casos como esto no vuelvan a presentarse.

La niña llegó con su familia a Laredo, Texas cuando ella sólo tenía tres meses de nacida, por lo que no cuenta con ningún documento que la avalé como ciudadana estadounidense, aunque prácticamente toda su vida la haya pasado en aquel país.

A finales de octubre, la menor fue atendida en Laredo debido a fuertes dolores, los médico decidieron enviarla al Hospital Infantil Driscoll en Corpus Christi, para que fuera sometida a una cirugía de emergencia en esa ciudad para extraerle la vesícula biliar.

Sin embargo, al ser trasladada durante la madruga en un vehículo del hospital, la niña tuvo que pasar por un punto de revisión de la Patrulla Fronteriza sobre la carretera 59, cerca de la comunidad de Ferr, Texas, donde los agentes detectaron su condición de indocumentada.

Relacionado:‘MI HIJA NO ES UN CRIMINAL’; NIÑA CON PARÁLISIS CEREBRAL PODRÍA SER DEPORTADA A MÉXICO

Por razones humanitarias, los agentes autorizaron que la menor continuara hacia Corpus Christi, sin embargo, fue seguida por un par de agentes fronterizos en un vehículo de la corporación, confirmó la Patrulla Fronteriza en un comunicado.

Una vez que Rosa María fue operada y dada de alta del hospital, los agentes la detuvieron y la trasladaron a un centro de retención para migrantes, lo que provocó que decenas de personas protestaran afuera del lugar para exigir su liberación.

“Rosa María no debería haber sido detenida ni por un segundo. Ella fue arrancada de su familia sin autorización por el gobierno federal. Seguiremos desafiando al gobierno para que detenga este tipo de conducta desalmada e ilegal”, dijo ACLU.

El asunto se había complicado más para la menor, pues la madre no podía acercarse a su hijo por el miedo a ser deportada, de hecho, quien acompañó a la menor al hospital fue una de sus primas, quien tiene la ciudadanía estadounidense.

“A pesar de nuestro alivio, la decisión de la Patrulla Fronteriza de seguir a una niña al hospital sigue siendo desmesurada. Ningún niño debería pasar por este trauma y estamos trabajando para asegurarnos que esto no vuelva a suceder”, agregó ACLU en el comunicado.

Hasta el momento, se desconoce si la menor será devuelta con su madre o son su prima, tampoco se especificó si aún existe riesgo de que la niña sea deportada en un futuro.


Notas relacionadas

Nov 26, 2019
Lectura 3 min

Nov 25, 2019
Lectura 2 min

Nov 25, 2019
Lectura 2 min

Oct 6, 2019
Lectura 3 min

Comentarios