Kyle Rittenhouse, un adolescente que mató a dos personas que participaban en la protesta racial “Black Lives Matter”, fue liberado hoy tras pagar su fianza.

El pago de dos millones de dólares puso a Kyle en libertad, después de matar a dos personas en Kenosha, Wisconsin, durante la noche del 25 de agosto pasado.

El portavoz del sargento oficial, David Wright, detalló que la fianza fue entregada por el abogado de Kyle.

Kyle Rittenhouse, de 17 años de edad, aseguró a la policía que disparó contra dos personas la noche del 25 de agosto pasado en defensa propia.

Además de asesinar a Anthony Huber, de 26 años, y a Joseph Rosenbaum, de 36, también hirió a otro hombre, cuyo estado de salud mejoró tras el ataque.

TE SUGERIMOS: DOS MUERTOS Y UN HERIDO, EL RESULTADO DE LA TERCERA NOCHE DE PROTESTAS RACIALES EN WISCONSIN

Huber y Rosenbaum, al igual que miles de personas esa noche, se manifestaban tras el tiroteo contra Jacob Blake, un hombre afroamericano de 28 años.

Rittenhouse enfrentó acusaciones por cargos como intento de homicidio y posesión de un arma. Según el juez del caso, la elevada fianza es un reflejo de los cargos “increíblemente graves”.

“Si se produce una condena, existe la posibilidad de que se imponga una cadena perpetua obligatoria o al menos una cantidad significativa de tiempo, probablemente décadas de un período de encarcelamiento”, afirmó el juez.