Con la muerte de la reina Isabel II termina una era y vuelve a la dirección de la monarquía inglesa una visión masculina con el ascenso del príncipe Carlos, ahora Carlos del Reino Unido, al trono.

“La muerte de mi querida madre, su majestad, la reina, es un momento de gran tristeza para mí y todos los miembros de la familia real”, apuntó el nuevo rey en un comunicado publicado por el Palacio de Buckingham.

Esto ocurre en un momento de cambios políticos en Reino Unido, en donde Elizabeth Truss se convirtió en la primera ministra tras la salida de Boris Johnson del cargo.

El hijo mayor de “la monarca más longeva” y de su esposo, el ya fallecido Felipe de Edimburgo, ha estado envuelto en distintas polémicas desde su juventud, entre ellas su matrimonio con Diana de Gales y su presunto vínculo con la familia de Bin Laden.

El escándalo más reciente de Charles Philip Arthur George, nacido el 14 de noviembre de 1948, fue el que dio a conocer el periódico “The Sunday Times”, que informó que el monarca habría recibido de manos del jeque Hamad Bin Jassim Bin Jaber Al Thani, exprimer ministro de Qatar, un total de tres millones de euros en efectivo para la Fundación Benéfica Príncipe de Gales en pagos realizados entre 2011 y 2015.

“Las fundaciones del príncipe de Gales operan de un modo independiente en lo que se refiere a todas sus decisiones sobre recaudación de fondos”, respondió en ese entonces la casa oficial de Carlos, Clarence House.

Graduado con un título en artes por el Trinity College, Carlos sirvió en a Marina británica entre 1971 y 1976, y cinco años más tarde contrajo nupcias con la aristócrata Diana Frances Spencer, mejor conocida como Lady Di, y con quien tuvo dos hijos: William de Cambridge y Henry de Sussex.

Lee también: La era de Carlos del Reino Unido llegó ¡por fin!; este es el perfil del nuevo rey

Esta unión puso en la mira al nuevo rey por una presunta infidelidad, lo que habría motivado su divorcio en 1996; al año siguiente, la princesa murió en un accidente de tránsito.

En 2005, Carlos de Reino Unido se casó por segunda ocasión con Camilla Shand, quien se presume fue compañera del miembro de la familia real, aun cuando él seguía casado con Lady Di.

A mediados de la década de los 70, el príncipe de Gales mostró interés en servir como gobernador general de Australia, a sugerencia del primer ministro australiano Malcolm Fraser; sin embargo, ante la falta de respaldo público, la iniciativa no se concretó.