¡Tu navegador no soporta JavaScript!
Latitud
Nacional
imagen principal

SEGURIDAD

Las armas en el blanco

David Lerman

Los reguladores de armas y los grupos humanitarios están presionando al presidente Obama para que busque un tratado internacional que restrinja fuertemente la venta de armas convencionales.

“Le estamos escribiendo para que usted y su administración hagan todos los esfuerzos posibles en la oportunidad histórica de negociar una solución robusta, a prueba de balas, sobre el Tratado de Comercio de Armas”.

Lo anterior lo escribieron en una carta a Obama grupos como la Asociación de Control de Armas, Amnistía Internacional EU y Oxfam América.


May 27, 2012
Lectura 4 min
portada post

2.2 Mil millones de dólares es el precio del total de la importación de armas y municiones desde el año 2000 realizada por los países que operan bajo embargos de armas

"El mundo está lleno de armas de fuego (...) Se trata de los flujos constantes de munición que alimentan y prolongan los conflictos y la violencia armada"

- Extracto de la carta enviada a Obama

Funcionarios de la administración Obama han dicho que las oportunidades de negocio para las empresas militares de Estados Unidos deben ser protegidas

Los reguladores de armas y los grupos humanitarios están presionando al presidente Obama para que busque un tratado internacional que restrinja fuertemente la venta de armas convencionales.

“Le estamos escribiendo para que usted y su administración hagan todos los esfuerzos posibles en la oportunidad histórica de negociar una solución robusta, a prueba de balas, sobre el Tratado de Comercio de Armas”.

Lo anterior lo escribieron en una carta a Obama grupos como la Asociación de Control de Armas, Amnistía Internacional EU y Oxfam América.

Las Naciones Unidas tratarán en julio de establecer las primeras normas internacionales para la exportación y la transferencia de armas convencionales.

Mientras que abraza la iniciativa en teoría, funcionarios de la administración Obama han dicho que las oportunidades de negocio para las empresas militares de Estados Unidos deben ser protegidas.

“No queremos algo que legitimaría un comercio internacional de armas más engorroso que los obstáculos a los que ya se enfrentan los exportadores estadounidenses”, dijo Thomas Countryman, el secretario de Estado adjunto para la seguridad internacional y la no proliferación, en un discurso pronunciado el 16 de abril en el Centro Stimson en Washington.

Cómo lidiar con los comerciantes internacionales de armas convencionales ha sido un tema espinoso para la administración de Obama.

Cuando el Pentágono necesitaba helicópteros para el ejército afgano, se dirigió a la compañía estatal de comercio de armas rusa Rosoboronexport a pesar de que la compañía es la mayor proveedora de armas al régimen sirio que ha matado a miles de sus civiles para sofocar la rebelión.

Un nuevo tratado internacional de armas “haría mucho más difícil para los estados como Rusia justificar las ventas al régimen de Assad”, dijo Daryl Kimball, director ejecutivo de la Asociación de Control de Armas, un grupo de investigación no partidista en Washington, en una entrevista.

Más de 2.2 mil millones de dólares han sido importados en armas y municiones desde el año 2000 por los países que operan bajo embargos de armas, de acuerdo con un informe de la sede de Oxford de Oxfam Internacional.

Siria importó más de 1 millón de dólares de armas pequeñas y armas ligeras, municiones y otros suministros en el año 2010, así como sistemas de defensa aérea y misiles por un valor adicional de 167 millones de dólares, según el informe.

Mientras a los Estados Unidos les gustaría dirigirse a regímenes como Siria, algunos obstáculos pueden dificultar el consenso internacional necesario para negociar el tratado de armas dentro de las cuatro semanas previstas por la ONU, dijo Kimball.

El principal de esos obstáculos es la cuestión de si el tratado se aplica a la venta de municiones, dijo.

Los defensores del control de armas, por su parte, dijeron que las municiones deben incluirse en un tratado.

“El mundo está lleno de armas de fuego”, escribieron los grupos en su carta enviada el martes a Obama. “Se trata de los flujos constantes de munición que alimentan y prolongan los conflictos y la violencia armada.”

Countryman, en su discurso en el Stimson Center, calificó la regulación de municiones como “enormemente práctico,” aunque dijo que el gobierno continúa con la “mente abierta”.

En la carta a Obama, los grupos expusieron: “Miles de civiles en todo el mundo son sacrificados cada año por armas que se venden, transferidas por los gobiernos o que se desvían a los regímenes sin escrúpulos, a criminales, milicias ilegales y grupos terroristas.”


Notas relacionadas

Mar 26, 2019
Lectura 2 min

Mar 26, 2019
Lectura 2 min

Mar 26, 2019
Lectura 2 min

Comentarios