¡Tu navegador no soporta JavaScript!
Latitud
imagen principal

OxfamScandal

El lado perverso de las ONG humanitarias

Mariana Recamier

Organizaciones no gubernamentales aceptaron que sus empleados cometen agresiones sexuales contra sus compañeros y menores de edad. Ocho de estas entidades que se dedican a la ayuda humanitaria admitieron tener registros de abusos sexuales entre sus trabajadores


Feb 15, 2018
Lectura 6 min
portada post

Después de que el medio británico The Times publicara que Oxfam había contratado los servicios sexuales de mujeres —algunas menores de edad— durante la misión por el terremoto en Haití, organizaciones no gubernamentales admitieron que sus trabajadores cometieron abusos sexuales contra sus compañeros y voluntarios de 14 años.

Oxfam fue el primero en aceptar que no sólo estuvo involucrado en un caso de prostitución, sino que sus empleados no se encuentran seguros. Esta organización, que cuenta con 5 mil trabajadores y cerca de 23 mil voluntarios, aceptó para The Times que tiene un registro de 87 casos de abusos sexuales de empleados contra sus colegas en 2017. 53 de estas acusaciones fueron remitidas a autoridades legales y el resultado fue un total de 20 despidos.

10% De empleados de Oxfam denunciaron abusos sexuales entre 2012 y 2015

No obstante, Oxfam no ha hecho comentarios sobre las agresiones sexuales de sus trabajadores contra menores de edad. Helen Evans, ex jefa de seguridad a nivel global de esta entidad humanitaria entre 2012 y 2015, dijo este martes en una entrevista a la cadena Channel 4 que voluntarios de 14 años denunciaron abusos sexuales por parte de trabajadores adultos en las instalaciones de esta organización.

La ex jefa de seguridad admitió que mientras ella estaba a cargo, 10 por ciento de los empleados de diferentes países, incluyendo Reino Unido, denunciaron abusos sexuales por parte de compañeros o jefes. Dichas agresiones fueron denunciadas por las personas que las sufrieron o por empleados que estaban preocupados por esta situación.

Evans detalló que durante el transcurso de dos años se enfrentó a doce denuncias de abuso, una de ellas en la que un joven voluntario fue obligado por su jefe a retirar los cargos contra un compañero adulto que lo había agredido. Además, la ex encargada de seguridad afirmó que llegó a recibir tres notificaciones por abusos sexuales en un solo día en 2015.

Pero Oxfam no es la única organización humanitaria con abuso sexual en su interior. Para The Times, Save the Children admitió tener un registro de 31 agresiones sexuales entre de abusos sexuales, mientras Christian Aid registró dos incidentes y el Consejo Noruego para los Refugiados indicó que tuvo 13 casos, todos el año pasado.

31 Agresiones sexuales en Save the Children entre 2016 y 2017

En el mismo sentido, Médicos Sin Fronteras admitió este miércoles que tiene un registro de abusos sexuales. En un comunicado, esta organización aceptó que se ha enfrentado a 24 casos de este tipo en 2017, después de descartar 122 quejas de los empleados mediante de una investigación interna.

Por otra parte, Thomson Reuters Foundation preguntó en noviembre del año pasado a diez organizaciones no gubernamentales por los casos de abuso sexual en su interior, pero sólo seis respondieron.

Dos de las organizaciones respondieron inmediatamente a la petición: Save the Children y Oxfam. A Reuters dijeron que hasta noviembre del año pasado habían tenido que despedir a 16 y 22 trabajadores, respectivamente, por denuncias de abuso sexual. Las cifras posiblemente no coinciden por una cuestión de fechas.

Otras organizaciones también respondieron. World Vision informó que tiene un registro de diez incidentes de abuso o explotación sexual a menores de edad en 2016 y otros cuatro de acoso sexual en el entorno laboral en 2017. No aclaró si despidió a alguien por estos delitos. Por su parte, Mercy Corps desveló que el año anterior tuvo once casos de conducta sexual inapropiada y su respuesta fue despedir a cinco empleados. Desde 2016, una encuesta ya alertaba sobre las agresiones sexuales a mujeres que trabajan en organizaciones humanitarias. La consulta publicada hace dos años por la Red de Mujeres Humanitarias menciona que de mil empleadas entrevistadas, de 70 organizaciones no gubernamentales y agencias de Naciones Unidas, el 55 por ciento afirmó haber sufrido propuestas sexuales insistentes por parte de un colega, mientras que el 48 por ciento denunció tocamientos indeseados y un 20 por ciento dijo haber sido amenazada con una agresión física con fines sexuales por parte de un compañero de trabajo. Un cuatro por ciento de las entrevistadas afirmó haber sido violada.

Abrir la cloaca

La información sobre las agresiones sexuales en organizaciones humanitarias se comenzó a difundir a partir de un reportaje. The Times fue el primero en retomar los datos de un informe de Oxfam sobre las orgías realizadas por empleados de esta organización durante una misión humanitaria tras el terremoto en Haití durante 2010.

El reportaje menciona que había menores de edad entre el grupo de mujeres que fueron llevadas a la zona donde los empleados de Oxfam organizaban orgías. El texto especifica que mujeres de 14 a 16 años eran transportadas hacia el lugar donde se hospedaban los empleados de la organización.

Voluntarios de 14 años denunciaron abusos sexuales por parte de trabajadores adultos de Oxfam

Como consecuencia, la entidad permitió que tres de sus altos cargos dimitiera sin ningún castigo y despidió a otros cuatro. Entre las dimisiones se encuentra la de Roland van Hauwermeiren, responsable y director de Oxfam en Haití durante la crisis, quien admitió haber contratado a jóvenes haitianas para recibir servicios sexuales en la casa que la organización había alquilado para él. El mismo equipo ya había recibido quejas por contratar servicios sexuales en Chad.

A partir de estos casos de abuso sexual, Reino Unido retirará la financiación a todas las organizaciones no gubernamentales que no cumplan los estándares de comportamiento en el trabajo de campo, según las declaraciones de la ministra de Cooperación de este país, Penny Mordaunt.

Oxfam también estuvo involucrado en otro delito esta semana. Por fraude, Álvaro Colom Caballeros, ex presidente de Guatemala, y todo su gabinete de gobierno entre 2008 y 2012, fueron detenidos este martes y ligados a procesos por su participación en el caso Transurbano, un sistema de transporte en cuya gestión se burlaron los procedimientos para la protección de los bienes del estado. Entre los capturados destaca el ex ministro de Finanzas, Alberto Fuentes Knight, presidente de Oxfam Internacional.

Comentarios