El enfrentamiento armado ha provocado el desplazamiento de al menos 935 mil personas y la muerte de más de 10 mil personas

El conflicto de la República Centroafricana podría ocupar este año el lugar que tuvo la guerra de Siria el 2013.

La crisis que vive el país desde 2012 se ha agudizado a tal punto, que ya atrajo la atención de la ONU, la Unión Europea (UE), Francia y Estados Unidos.

Los enfrentamientos armados entre musulmanes y cristianos han provocado el desplazamiento de al menos 935 mil personas y aunque se desconoce la cifra total de muertes, se estima que el mes pasado fallecieron al menos 10 mil, indicó el viernes Babar Baloch, portavoz de la ONU. 

“Cerca de 512 mil 672 personas están refugiadas en la capital, Bangui. Esto representa más de la mitad del total de la población de Bangui. Cerca de 60 por ciento de los desplazados son niños”, señaló Baloch en una conferencia de prensa en Ginebra.

La confrontación interna se agravó en diciembre pasado cuando se desataron los ataques y actos de venganza entre antiguos rebeldes Séléka –mayoritariamente musulmanes– y – y los grupos armados cristianos anti-Balaka, que apoyan al presidente depuesto Francois Bozizé.

Con un golpe de Estado, los rebeldes destituyeron con un Golpe de Estado a Bozizé en marzo pasado e impusieron como presidente a su líder Michel Djotodia.

La ONU, que en diciembre autorizó la intervención militar, anunció que el 20 de enero habrá una reunión con representantes de la UE para evaluar la situación del país.

El presidente francés Francois Hollande envió en noviembre un contingente de mil 600 soldados a la antigua colonia de Francia para proteger a sus connacionales y asegurar las reservas de uranio que abastecen sus plantas nucleares.

“Es rico en diamantes, oro y uranio, pero pese a esos recursos, la mayoría de la gente es pobre. El país ha visto poca estabilidad en cinco décadas y Francia ha intervenido más veces desde su independencia que en cualquiera de sus antiguas colonias”, informó Reuters el 10 de diciembre.

Un funcionario estadounidense dijo a la agencia de noticias que el Pentágono analiza desde diciembre intervenir con fuerzas militares.

Todo indica que la República Centroafricana seguirá los pasos de Siria: es víctima de un conflicto que capta la atención mundial, pero que no tiene fecha de solución.