55%

de los migrantes que llegaron de enero a julio arribaron a Grecia


Expertos advierten que ésta es la crisis migratoria más severa que afronta Europa desde la Segunda Guerra Mundial


"Es repugnante ver cómo los extremistas de ultraderecha y los neonazis están expresando su odio, pero también es una desgracia ver cómo ciudadanos alemanes, e incluso familias con niños, los apoyan"

Angela Merkel

Canciller de Alemania

Las fronteras dividen más que nunca a los países de la Unión Europea (UE) ante la crisis migratoria más grave que afronta el continente desde la Segunda Guerra Mundial, según expertos.

El presidente de Francia, Francois Hollande, y la canciller de Alemania, Angela Merkel, llamaron ayer a una respuesta unificada de la UE para atender el problema, pues de enero a julio de este año casi 225 mil migrantes llegaron a países miembro.

Pero incidentes del fin de semana alzan dudas sobre qué tan fácil es lograr esta unión: un yihadista de raíces marroquíes levantó sentimientos de islamofobia en Francia al realizar un atentado en un tren de Ámsterdam a París, migrantes se enfrentaron a militares en el límite de Grecia y Macedonia, y un grupo neonazi atacó albergues de refugiados en Alemania.

Además, The Guardian reportó ayer que, ante la falta de consenso para distribuir cuotas de refugiados entre los miembros, algunos países de la UE están amenazando con reintroducir los sistemas nacionales de seguridad fronteriza.

“Con las políticas europeas de asilo e inmigración cada vez más confusas y gobiernos nacionales que fallan al encontrar una respuesta coherente a las presiones migratorias que atestiguan muchos países, Berlín y Bruselas suenan la alarma”, reportó el diario.

“Jean-Claude Juncker, presidente de la Comisión Europea, ha dicho que el fracaso para ser más generoso y compartir el problema de los refugiados significa que esa ‘no es la Europa en la que quiere vivir’”. 

Números sin límite

De los migrantes que llegaron de enero a julio a Europa, 55 por ciento arribó a Grecia y 44 por ciento a Italia, informó a principios de mes el Alto Comisionado de la ONU para los Refugiados (Acnur). 

El número de personas que han cruzado este año de África a Europa ya superó el del 2014, cuando 207 mil migrantes llegaron a la UE de enero a diciembre, según el Acnur.

El Gobierno alemán pronostica que este año llegarán un total de 800 mil peticionarios de asilo a la UE, más del triple con respecto al 2014. 

La prensa internacional reporta que las islas griegas de Kos, Chios y Lesbos están atestadas de indocumentados desde hace meses, pues de enero a julio del 2015 llegaron 750 por ciento más migrantes que en el mismo periodo del año pasado.

La Organización Internacional de Migraciones (OIM) señaló que, en lo que va del año, los guardacostas europeos han rescatado más de 188 mil personas y que esa cifra pronto aumentaría a 200 mil. 

Por otra parte, la OIM calcula que, en su intento de cruzar por el Mediterráneo, han muerto más de 2 mil migrantes en lo que va del 2015, mientras que en el mismo periodo del año anterior la cifra era de apenas 400.

No los quieren

“Alemania está registrando un pico de violencia xenófoba en este verano 2015”, reportó Araceli Viceconte, corresponsal del diario Clarín. 

Cientos de neonazis atacaron el fin de semana un albergue para refugiados en Heidenau, una ciudad al este de Alemania, lo que dejó un saldo de 30 policías heridos por los manifestantes.

El Gobierno de Macedonia decretó estado de emergencia la semana pasada y desplegó al ejército para controlar a los migrantes que cruzan por la frontera con Grecia.

Reino Unido invirtió 11.5 millones de dólares adicionales para incrementar la vigilancia en el puerto de Calais.

Además, España y países de Europa del Este reforzaron su posición de rechazar el sistema de cuotas sugerido por Alemania para la UE.

¿Qué harán Berlín y París?

Francois Hollande y Angela Merkel propusieron ayer centros de recepción y registro en Grecia e Italia, además de insistir en la necesidad de un sistema de cuotas, reportó El País.

“Las normas deben ser coherentes”, subrayó el presidente de Francia.

Merkel condenó los ataques xenofóbicos, aunque la oposición de su país no se mostró convencida.

“Es repugnante ver cómo los extremistas de ultraderecha y los neonazis están expresando su odio”, externó la canciller alemana.

“Solo puedo decir que Alemania es un país que respeta la dignidad de cada persona”.