64%

de los puertorriqueños apoyan convertir a la isla en un estado, según Voter Consumer Research


"Para que consigan los plenos beneficios y responsabilidades de la ciudadanía, convertirse en un estado es el mejor camino”

Jeb Bush

Presidenciable republicano


"Grecia es lo que puede pasar si no logramos cambios profundos, si no nos unimos y hacemos lo que tenemos que hacer"

Alejandro García Padilla

Gobernador de Puerto Rico


"El Congreso y Obama necesitan asociarse con Puerto Rico para proveerles apoyo real y herramientas"

Hillary Clinton

Presidenciable demócrata


“No hay nadie en la administración o en (Washington) DC que esté contemplando un rescate federal para Puerto Rico”

Josh Earnest

Vocero de la Casa Blanca

Mientras líderes europeos ven con nerviosismo la crisis de Grecia, las miradas de los políticos de Estados Unidos (EU) están sobre Puerto Rico.

El gobernador de la isla, Alejandro García Padilla, advirtió que están en riesgo de caer en incumplimiento del pago, “default”, de su deuda de más de 73 mil millones de dólares. 

El problema es que Puerto Rico no es un estado, sino un territorio no incorporado, lo que les impide declararse en bancarrota bajo las leyes estadounidenses y entorpece la negociación de la deuda.

“Grecia es lo que puede pasar si no logramos cambios profundos, si  no nos unimos y hacemos lo que tenemos que hacer”, manifestó García Padilla el lunes, según el diario puertorriqueño El Nuevo Día.

Ante la inacción de los políticos de Washington, el gobernador advirtió a los precandidatos a la presidencia de EU del 2016 que ignorarlos traería un costo político. 

Pew Research Center informa que cerca de 4.7 millones de ciudadanos estadounidenses son de ascendencia puertorriqueña y 744 mil de ellos viven en Florida, uno de los estados clave para ganar la elección presidencial. 

“Quienes quieran el apoyo de los puertorriqueños deben ayudar a Puerto Rico ahora, no después. Necesitan actuar ahora, no dentro de unos meses, durante las elecciones”, manifestó García Padilla en una entrevista televisiva.

“Hay algunas personas que han sido un poco pasivas y ellos son candidatos para ser presidente de los Estados Unidos. Tanto los demócratas como los republicanos, especialmente en Florida”. 

En el limbo

La peculiaridad de Puerto Rico de no ser un estado, pero tampoco independiente, complica la solución de la deuda.

 “Puerto Rico no es una ciudad de EU de la forma que Detroit lo es, ni es un país soberano como Grecia lo es”, dijo a Univisión el presidente del Senado local Eduardo Bathia, “por lo que es la primera vez que esto pasa a nivel del mundo.

“En donde no te puedes acoger al Fondo Monetario Internacional (FMI) ni te puedes acoger a la Ley de Quiebras de EU”.

Ante este panorama, analistas advierten que caer en incumplimiento de pagos sería un desastre para los más de tres mil millones y medio de habitantes de la isla.

“Si a Puerto Rico no le permiten protecciones de bancarrota, es probable que su territorio incumpla los pagos y entre en litigio con sus acreedores, lo que tomaría años mientras cruciales servicios públicos sufren recortes y la economía se ve inmersa en más caos”, publicó Aljazeera. 

Por ello, políticos de la isla coinciden en que es momento de pugnar por la anexión definitiva de Puerto Rico al resto de EU.

“Estamos viendo que nuestro estatus tiene unas debilidades jurídicas y políticas. Negarlo sería intentar tapar el cielo con la mano”, aseveró a Radio Isla Carlos Vargas Ferrer, del Partido Popular Democrático (PPD).

Presidenciables a la carga

Conscientes de la importancia del voto latino, los principales aspirantes a la Casa Blanca de los demócratas y los republicanos apoyaron a la isla.

“El Congreso debería proveer a Puerto Rico de la misma autoridad que los estados ya tienen para permitir a varias entidades gubernamentales, incluyendo municipios y corporaciones públicas, para reestructuras sus deudas”, indicó en un comunicado Hillary Clinton, presidenciable demócrata.

El favorito de los republicanos, el exgobernador de Florida Jeb Bush, había señalado en abril que la isla debería ser un estado.

“Creo que ser un estado es el mejor camino, personalmente”, opinó Bush de visita en San Juan.

“Pienso que el próximo presidente, sea quien sea, debería usar esa influencia para asegurarse de que el Congreso actúe en esto y que esto debería ser una cuestión de autodeterminación”. 

Por ahora, la administración del actual presidente, Barack Obama, informó que no hay plan para rescatar a la isla.

“No hay nadie en la administración o en (Washington) DC que esté contemplando un rescate federal para Puerto Rico”, dijo Josh Earnest, vocero de la Casa Blanca.