¡Tu navegador no soporta JavaScript!
Latitud
imagen principal

La guerra contra Twitter de Milo Yiannopoulos y Steve Bannon

Indigo Staff

Durante más de un año Steve Bannon intentó librar una guerra contra Twitter, encargó a Milo Yiannopoulos y otros empleados de Breitbart News que investigaran formas legales, editoriales y financieras para dañar la red social.


Dic 13, 2017
Lectura 5 min
portada post

Steve Bannon, Milo Yiannopoulos y miembros de alto calibre de Breitbart News intentaron durante aproximadamente un año dañar legal, editorial y económicamente a Twitter, informó BuzzFeed News en su versión en inglés.

La campaña contra una de las redes sociales más grande del mundo se dio un par de meses antes de que Steve Bannon se uniera a la campaña presidencial de Donald Trump y se convirtiera en uno de sus principales asesores.

La intensión de este grupo de ultraconservadores era debilitar y devaluar las acciones de Twitter como una vendetta tras la suspensión definitiva de la cuenta @Nero, propiedad de Milo Yiannopoulos.

“¿Deberíamos demandar a Twitter?” dijo Milo Yiannopoulos, entonces editor de tecnología de Breitbart.

“Sí”, respondió Bannon. “Ya hablé con abogados”, agregó.

Estos mensajes y otros documentos obtenidos por BuzzFeed News revelan una estrategia para desprestigiar a Twitter. Dicho plan consistía en tres principales acciones:

  • Una cobertura negativa sobre Twitter en Breitbart.
  • Demandas legales en contra de la red social.
  • Sabotear las acciones de Twitter en las bolsas de valores.

Al respecto, ejecutivos de Twitter aseguraron que no le dieron importancia a los constantes ataques de Breitbart News, Yiannopoulos y Bannon ya que la compañía estaba más preocupada por advertencias de violencia real: ISIS.

“Twitter no estaba al tanto de ninguna campaña de esta naturaleza”, dijo un vocero de la compañía en un comunicado.

El 11 de enero de 2016 , Milo Yiannopoulos envió por correo electrónico a Steve Bannon una captura de pantalla de las acciones de Twitter, que habían caído más del 3% durante el día. Yiannopoulos estaba convencido de que Breitbart había ayudado a reducir el precio de las acciones de Twitter.

“Si se reduce a -5 [por ciento] y se queda, podemos reclamar esto como una victoria, creo”, escribió Yiannopoulos sobre la imagen. “Esta será una semana de dolor para Twitter”.

Dos días antes, Twitter había eliminado la marca de verificación en la cuenta de Yiannopoulos.

La respuesta de Breitbart fue rápida y coordinada: un aluvión de historias sobre la antipatía de Twitter hacia los conservadores, las formas en que la medida disciplinaria había fracasado , y una lista de “criminales, abusadores y hostigadores” que no habían perdido su verificación.

El 15 de enero, Yiannopoulos envió una oferta de paz a Twitter: un correo cordial a Jack Dorsey, cofundador de Twitter, solicitando que se restaurará su verificación a cambio de para la avalancha de notas negativas.Dorsey nunca respondió.

Y así, la “guerra”, como lo llamó Bannon, continuó.

Desaparece @Nero

En julio de 2016, Twitter decidió cerrar la cuenta del periodista británico después de que Yiannopoulos emitiera comentarios racistas y misóginos a través de esta red social a la actriz Leslie Jones, una de las protagonistas de Cazafantasmas.

Al cancelar su cuenta, Twitter le envió este mensaje a Yiannopoulos:  “Su cuenta ha sido suspendida de forma permanente por repetidas violaciones de las normas de Twitter […], específicamente las que prohíben incitar o acosar a otras personas”.

@Nero tenia más de 300,000 seguidores y era popular por sus comentarios racistas y machistas.

Al respecto, Yiannopoulos dijo: “Twitter ha confirmado que es un sitio seguro para terroristas musulmanes y para lo extremistas de Black Lives Matter, pero una zona prohibida para los conservadores”, dijo después de que le suspendieran su cuenta”.

Desde el 1 de agosto de 2016, el precio de las acciones de Twitter ha aumentado más del 32%.

Guerra judicial y Casa Blanca

Mientras Yiannopoulos y Bannon consideraban sus ataques financieros contra Twitter, también discutieron la opción de usar el sistema judicial estadounidense. 

En una conferencia de prensa en la Casa Blanca el 4 de marzo de 2016, Yiannopoulos hizo una pregunta al secretario de prensa de la Casa Blanca, Josh Earnest, sobre los puntos de vista de la administración sobre la “censura y castigo de Twitter contra puntos de vista conservadores y libertarios”.

“¿Hay algo que el presidente pueda hacer para alentar a Silicon Valley a recordarles la importancia crítica de la libertad de expresión abierta en nuestra sociedad? …¿Hay algún mecanismo que el gobierno pueda usar para recordarles esa responsabilidad, o tenemos que confiar en que el mercado los castigará si no lo hacen?”, preguntó.

“Obviamente hay una tercera rama del gobierno: son nuestros tribunales”, respondió Earnest. 

A la campaña financiera y legal que Bannon y Yiannopoulos libraron discretamente contra Twitter, ambos agregaron una cobertura negativa sobre Twitter en Breitbart.

El objetivo era pintar a la compañía como fallida, hipócrita, fuera de contacto y esclava de los guerreros de la justicia social censuradores.

¿Fin de la guerra?

Bannon se fue para dirigir la campaña de Trump el 17 de agosto de 2016. Con Bannon trabajando para un candidato que utilizó Twitter con una efectividad sin precedentes el sitio pareció reducir su antipatía hacia Twitter.

Comentarios