31%

de los blancos
piensan que el racismo “es un problema muy serio”


“Los grupos de odio son tan comunes como el béisbol, los hot dogs, el pay de manzana y el racismo en Estados Unidos. Aún es una nación racista. Estamos en negación y no queremos admitirlo”

Lonnie Randolph

Presidente de la Asociación Nacional para el Avance de la Gente de Color (NAACP)


”Por más de una década antes de diciembre del 2014, no más del 5 por ciento de estadounidenses mencionaban el racismo como uno de los mayores problemas de EU”

Gallup

Agencia encuestadora

https://www.youtube.com/watch?v=0SdZ8qQCvRA

La tensión racial es, de nueva cuenta, “viral” en Estados Unidos (EU) con dos nuevos casos de policías blancos que abusan de ciudadanos negros, esta vez por simples infracciones de tránsito.

Medios y redes sociales divulgaron ayer el video del arresto de la afroamericana Sandra Bland, en Prairie View, Texas, donde un oficial la detuvo, la amenazó y forcejeó con ella, el 10 de julio, por cambiar de carril sin poner las intermitentes.

Tres días después de su aprehensión, Bland apareció sin vida en su celda, y mientras las autoridades argumentan que es un presunto suicidio, familiares y activistas acusan que alguien la asesinó dentro de la cárcel. 

En el material audiovisual, el policía la amenaza con “encenderla” con un Taser, un aparato para dar choques eléctricos.

“Te voy a arrastrar fuera de aquí”, le manifiesta el oficial.

Políticos de Texas y activistas exigieron al Departamento de Justicia de EU realizar una investigación exhaustiva para que se conozcan las verdaderas causas del deceso de Bland.

Un caso similar ocurrió el domingo en Cincinnati, Ohio, donde un policía detuvo a Samuel Dubose, un afroamericano de 43 años, por no traer la placa delantera del automóvil.

Tras una discusión, Dubose se marchó del lugar y el agente le disparó en el cráneo.

Estos incidentes suceden a un mes de que Dylan Roof, un hombre blanco, entró a una iglesia en Charleston, Carolina del Sur, donde asesinó a disparos a nueve personas negras.

Luego del tiroteo, políticos removieron de los edificios públicos la bandera de la Confederación, que usaban las entidades del sur que apoyaban la esclavitud en la Guerra Civil. 

Ante el hecho, el Ku Klux Klan protestó el domingo en Carolina del Sur, donde marchó contra la remoción del estandarte y acusó a los afroamericanos de peligrosos y ladrones.

Estos eventos reviven el debate sobre las tensiones raciales, que no han desaparecido con el primer presidente negro de EU, Barack Obama.

“Los grupos de odio son tan comunes como el béisbol, los hot dogs, el pay de manzana y el racismo en Estados Unidos”, expresó a The Guardian Lonnie Randolph, presidente de la Asociación Nacional para el Avance de la Gente de Color (NAACP).

“EU aún es una nación racista. Carolina del Sur aún es un estado racista. Estamos en negación y no queremos admitirlo”.

Cada vez más tenso

Después de la matanza de Charleston, una encuesta de Gallup reveló que los estadounidense creen que el racismo es de los principales problemas del país.

El sondeo, que se publicó la semana pasada, muestra que 9 por ciento de la población considera que las relaciones raciales son el problema más importante que afronta EU.

Sólo la economía y la insatisfacción con el gobierno, con 13 por ciento de menciones cada una, rebasan al racismo como  dificultad más apremiante.

Un sondeo previo mostró que este año 28 por ciento de los estadounidenses dicen estar “muy preocupados” por los problemas raciales, mientras que sólo 18 por ciento pensaban lo mismo en el 2008, año en el que Obama ganó las elecciones.

“Por más de una década antes de diciembre del 2014, no más del 5 por ciento de los estadounidenses habían mencionado el racismo como uno de los mayores problemas de EU, e incluso la cifra solía ser del 0 por ciento”, precisa Gallup.

Además hay un contraste en cómo los distintos grupos sociales ven el racismo: mientras que 68 por ciento de los negros creen que es un problema “muy serio”, sólo 31 por ciento de los blancos opinan lo mismo, informó una reciente encuesta de The Huffington Post/YouGov.