El grupo de autoayuda Nxivm tiene un fuerte vínculo con México. Después del primer día de proceso judicial en contra de su fundador Keith Raniere, los vínculos con el país son más fuertes porque la fiscal que lleva el caso dijo este martes que tres hermanas mexicanas viajaron en 2005 a Nueva York para recibir el supuesto curso de empoderamiento de este grupo, pero se encontraron con una situación distinta.

De acuerdo con los fiscales que participaron en el juicio que se realiza desde el martes en Nueva York, Raniere mintió para llevar a Estados Unidos a las tres mexicanas con quienes tuvo relaciones y terminó por reclutar a la menor para que consiguiera más víctimas.


El líder del grupo de autoayuda es acusado de cargos de extorsión, conspiración para el trabajo forzado, fraude, pornografía infantil, tráfico sexual e intento de tráfico sexual, delitos presuntamente cometidos entre 2003 y 2018

Raniere es uno de los fundadores del grupo que surgió en los años noventa en un suburbio de Albany, en el estado de Nueva York, y que se promocionaba como una organización de autoayuda que ofrecía el camino hacia una mayor satisfacción personal.

La fiscal Tanja Hajjar expuso en el juicio que el acusado engañó a la familia mexicana para hacer llegar a las tres hermanas a territorio estadounidense, bajo el pretexto de apadrinarlas pero en lugar de asesoría personal, tuvo relaciones sexuales con las tres, incluida la menor nombrada como Camila en el jucio, quien en esa fecha tenía 15 años de edad.

Al mismo tiempo, la adolescente recibía presiones para que reclutara a otras mujeres para que tuvieran relaciones sexuales con Raniere.

Por el caso de la menor mexicana, el líder del grupo puede ser acusado de violación estatutaria según la ley de Nueva York y de un acto criminal según la ley federal, pero aún no es acusado por estos cargos.

La violación estatutaria se refiere a relaciones sexuales con un menor de edad cuando el sexo es consentido por ambas partes. Es percibido como una violación porque el menor es considerado demasiado joven para dar su consentimiento legal para tener sexo.

Raniere también tenía fotos explícitas de la adolescente y varias otras mujeres en su computadora, según la fiscal.

De acuerdo con los documentos judiciales liberados hasta ahora, el día que Raniere fue detenido en México, un juez de Nueva York autorizó una orden de cateo a uno de sus domicilios, en el que encontraron discos duros con fotografías y videos explícitos de las mujeres que eran identificadas como “esclavas” dentro de la organización.


8 mujeres acusan al líder de formar un grupo con jóvenes que eran obligadas a tener sexo con él

En los documentos judiciales destacan los casos de dos víctimas mexicanas identificadas como “Jane Doe 2” y “Jane Doe 4”. La información del reporte coincide con los casos que presentó la fiscal este martes.

El FBI halló dos fotografías de la víctima identificada como “Jane Doe 2”, quien posó desnuda para Raniere. Los datos indican que la imagen se tomó en 2005, cuando ella tenía 15 años de edad. La descripción coincide con las declaraciones que hizo la fiscal sobre Camila.

Hajjar dijo que el gobierno usaría imágenes, mensajes de correo electrónico y grabaciones de video para defender su caso contra Raniere, así como el testimonio de los exmiembros de Nxivm que cometieron delitos graves con él.

Daniela, otra de las hermanas mencionadas en el juicio, comenzó a frecuentar a un hombre, lo que enojó a Raniere y como represalia la mantuvo encerrada dos años, hasta que le permitió regresar a México, según la versión dada a conocer por la fiscal.

Además, Hajjar explicó que Nxivm tenía una ramificación secreta denominada DOS, grupo que operaba con una estructura piramidal donde Raniere estaba en la cúspide y actuaba como “el amo”, mientras la mujeres eran consideradas “esclavas”.

La fiscal dijo el primer día del juicio que las llamadas “esclavas” eran marcadas con las iniciales de su “amo” y además eran objeto de extorsión.

Detención

México también se relaciona con Nxivm porque fue el escondite del fundador. Raniere fue detenido el 26 de marzo de 2018 en Puerto Vallarta, Jalisco, ciudad en la que se escondió mientras avanzaba la investigación en su contra en Estados Unidos.

Luego fue deportado al país norteamericano por diversas acusaciones en su contra relacionadas a delitos sexuales. Las autoridades de Estados Unidos lo buscaban por la declaración de ocho mujeres que lo acusaban de formar un grupo conformado entre 15 o 20 mujeres que eran obligadas a tener sexo con él y forzadas a reclutar nuevas esclavas sexuales.

Vínculo con Salinas

Emiliano Salinas Occelli, hijo del expresidente Carlos Salinas de Gortari, defendió a Raniere tras su detención. El exdirector en México de Executive Success Programs (ESP) manifestó en un comunicado su confianza en que la justicia estadounidenses ratificaría en el corto plazo la inocencia de Raniere.

Emiliano era miembro del consejo y copropietario de ESP México, empresa que obtuvo la licencia para replicar en el país los programas y talleres impartidos por Nxivm.


El hijo del expresidente era accionista de esta empresa junto con Alejandro Betancourt, un empresario venezolano líder del grupo de inversión O’Hara Administration y presidente de Derwick Associates, una compañía que se dedica a la construcción

Aunque Salinas Occelli emitió un comunicado aclarando que no tenía conocimiento sobre las denuncias realizadas contra Raniere, tanto él como su hermana, Cecilia Salinas Occelli, estaban al tanto de las actividades ilegales que se realizaban en Nxivm.

Una serie de audios publicados por el medio de comunicación Aristegui Noticias revelaron que conocía las prácticas por las que ahora es acusado el fundador. En uno de los audios, Cecilia estaba al tanto de las prácticas internas, que incluían la entrega de fotografías, videograbaciones sexuales y otros documentos que eran utilizados para chantajear a las mujeres que intentaban dejar el grupo.

Por ahora, sólo queda esperar el desarrollo del juicio en Nueva York y el posible testimonio de las mujeres mexicanas que participaron en Nxivm.