Las erupciones emitidas por el volcán Kilauea en las últimas semanas provocaron la creación de una nube tóxica que puede causar afectaciones a la población de Hawái.

Le erupción ya alcanzó a un hombre, quien quedó herido de gravedad cuando la lava alcanzó su pierna mientras el sujeto estaba en su balcón en un tercer piso. La lava voló por el aire hasta impactar en la parte baja de su pierna, explicó la portavoz del condado de Hawái, Janet Snyder.

“La nube de humo es una mezcla irritante de ácido clorhídrico (HCI), vapor y pequeñas partículas de vidrio volcánico”, explicaron en el Servicio Geológico Estadounidense (USGS).

Aseguraron que luego de que las erupciones del volcán se intensificaran, e incluso después de que la lava alcanzó al océano Pacífico, fue que se generó la formación de dicha nube tóxica.


De acuerdo a científicos, estos humos ácidos conocidos como niebla, provocan irritación en los ojos y la piel, además de causar problemas respiratorios

Por ello, las autoridades advirtieron a la población de los peligros que causan estos fenómenos, haciendo que las personas que habitan en zonas afectadas por el volcán fueran desalojadas.

El USGS explicó que el número de erupciones provocó que se abrieran grietas en el suelo en uno de los canales de lava, lo que causó “el desvío de lava a las cavidades subterráneas”

La cantidad de dióxido de azufre que salió de las fisuras volcánicas se triplicó y el viento llevó a las cenizas hacia el sureste.