En Minnesota, Estados Unidos, la voz de la justicia se volvió a escuchar por Daunte Wright. Se percibió con llantos y gritos, con protestas y pancartas, a través de mujeres y hombres que buscan paz para su comunidad.

A tres días del fallecimiento de Daunte Wright, el joven afroamericano que perdió la vida en dicho estado al recibir una bala “por accidente”, se sigue buscando la verdad detrás de su partida, del supuesto error que cometió un agente policial al dispararle. Y aunque ayer esa policía de nombre Kim Potter dimitió de su cargo asegurando que era lo mejor para sus compañeros, las represalias legales en su contra aún no se han dado a conocer.

“Las oraciones no son suficientes. Daunte Wright aún debería estar con nosotros. Mientras se lleva a cabo una investigación, nuestra nación necesita justicia y la familia de Daunte necesita saber por qué su hijo ha muerto: merece respuestas”, compartió al respecto la vicepresidenta Kamala Harris.

Víctor Manuel Alonso Inclán, abogado litigante y catedrático de la Universidad La Salle, asegura sobre el caso que, dentro de la vía penal, es innegable que hubo un homicidio, un accionar de una pistola que sacó una bala e impactó en el cuerpo del joven.


Tenemos la ventaja de que hay un video que muestra cómo pasaron las cosas, no hay suposiciones. Lo que podría estar en debate sería la apreciación del hecho

Víctor Manuel Alonso Inclán

Abogado litigante y catedrático de La Salle

En ese sentido, de acuerdo con el abogado, es probable que la policía decida declararse culpable por la acción que cometió, algo que le podría servir a su defensa para negociar con la Fiscalía y así tener cierto beneficio, que le otorguen menos tiempo de condena.

Sonia Juárez Moreno, académica en Derecho de la Facultad de Estudios Superiores (FES) Aragón, detalla que esa opción se da mucho en Estados Unidos, el que haya audiencias en las que se puede llegar a un arreglo, a una negociación.

“Ella (la agente) admitió que se equivocó, y en Estados Unidos sí te protegen (…) Aquí en México te fijan una audiencia de control, luego una audiencia de daño, mientras que allá puedes llegar a la reparación del daño, se puede llegar a un arreglo”, señala.

Sin embargo, en caso de que Potter admita que no es culpable de la muerte de Wright, el proceso legal podría alargarse hasta llegar a un juicio, donde se investigaría cuál fue el fin de sus acciones, qué es lo que estaba buscando cuando tiró del gatillo.

“Hay que ver la finalidad, si es una conducta dolosa o culposa, si se dio con la intención de matar o fue por negligencia. Todo apunta a que fue por negligencia, hubo culpa. Pero no deja de ser un homicidio, un homicidio culposo, y en ese sentido tendrán que aplicarle, a través de un proceso penal, las penas correspondientes del homicidio culposo”, dice Alonso Inclán.

Asimismo, respecto al papel que podrían representar los agentes que atestiguaron los hechos, el académico de la Universidad La Salle admite que no podrían ser de gran ayuda para su compañera, pues las pruebas necesarias están en el video.

“Si se comprueba que el video fue tal cual, que las cosas se dieron como se está planteando, la opinión de los compañeros (de Kim Potter) es irrelevante en todo caso. Será el jurado el que decida si había intención o no en ella para matar a la persona”, dice.

La agente policial Kim Potter intentaba usar su pistola taser para detener a Wright; sin embargo, ‘por error’ usó la de fuego, dejándolo sin vida minutos después

Cambios necesarios

Durante una conferencia de prensa celebrada el día de ayer, el alcalde de Brooklyn Center, Minnesota, Mike Elliot, compartió que, para evitar situaciones como la del joven Daunte Wright, los agentes policiales no deberían cargar un arma de fuego cuando van a detener a alguna persona.

Asimismo, la maestra Sonia Juárez Moreno, de la FES Aragón, agrega que otro aspecto que podría ayudar a frenar estos escenarios sería que los agentes no dejen de tener formación legal y cívica para saber cómo tratar a una persona.

“Como servidores de la nación, deben prepararse, capacitarse. Es importante que lo estén, y no sólo en Estados Unidos, sino en todos lados”, admite.

En ese sentido, se espera que los policías y las autoridades correspondientes tomen cartas en el asunto, pero principalmente en Estados Unidos, donde las detenciones por discriminación siguen estando presentes.

“Nos preocupa que la policía parezca haber usado los ambientadores colgantes como excusa para hacer una parada pretextual, algo que la policía hace con demasiada frecuencia para atacar a los negros”, enfatizó la Unión Estadounidense por las Libertades Civiles (ACLU) de Minnesota el pasado domingo, luego de que los agentes detuvieran a Wright por colgar un ambientador en el espejo retrovisor de su auto.

‘No fue un accidente, fue un asesinato’; familia de Daunte Wright

Este martes, frente a la Oficina Administrativa del condado de Minneapolis, Minnesota, la familia de Daunte Wright se vio reunida para protestar por la muerte del joven y la justicia que merece.

Su tía, Naisha Wright, enfatizó en voz alta y rodeada de casi una docena de micrófonos, que la agente policial que le disparó a Daunte no lo había hecho por equivocación, sino que fue un asesinato.

“Ella mató a mi sobrino (…) Yo vi ese video como todos los demás lo vieron. Mi sobrino tenía 20 años, él era amor, vino de nuestros corazones. No fue una equivocación, fue un asesinato”, exclamó.

Esa declaración llegó después de que los padres del joven admitieran que ellos no aceptaban que la muerte de Daunte haya sido un error, tomando en cuenta los 26 años de experiencia de Kim Potter, la agente que provocó la muerte de su hijo.

También puedes leer: Detener el Racismo, el reto de Estados Unidos