¡Tu navegador no soporta JavaScript!
Latitud
Nacional

IVANKATRUMP

El caso Ivanka-Nordstrom detona debate sobre ética

Indigo Staff

Luego de que la principal asesora del presidente Donald Trump, Kellyanne Conway, promovió la marca de ropa de Ivanka Trump durante una aparición en televisión realizada desde la residencia oficial, la Casa Blanca emitió un “asesoría”, término empleado como una ligera advertencia de algo que no se considera adecuado.


Feb 9, 2017
Lectura 3 min

Luego de que la principal asesora del presidente Donald Trump, Kellyanne Conway, promovió la marca de ropa de Ivanka Trump durante una aparición en televisión realizada desde la residencia oficial, la Casa Blanca emitió un “asesoría”, término empleado como una ligera advertencia de algo que no se considera adecuado.

Para el presidente de la Comisión de Supervisión de la Cámara de Representantes, Jason Chaffetz, eso no es suficiente y describió los actos de Conway como “equivocados, equivocados, equivocados, claramente fuera de lugar, inaceptables”.

El congresista republicano de Utah dijo que se unirá al líder demócrata de la comisión, Elijah Cummings, para solicitar a la Oficina de Ética Gubernamental una revisión del asunto. Chaffetz también indicó que escribirá una carta formal a la Casa Blanca para expresar su descontento.”Es algo que necesita ser atendido”, dijo a la agencia AP.

“Desde luego que voy a denunciar eso. Mi trabajo no es ser un animador del presidente”, dijo Chaffetz más tarde.

Una portavoz de la Casa Blanca dijo que Trump “entiende que ella (su asesora) simplemente estaba defendiendo a una maravillosa mujer por la que tiene gran respecto y siente que fue tratada injustamente”.

El hecho de que desde la Casa Blanca se promueva el consumo de los productos de la hija del presidente representa un asunto ético, el cual empezó desde el miércoles, cuando el propio presidente de Estados Unidos publicó en su cuenta de Twitter que su hija ha sido tratada “tan injustamente” por parte de la tienda departamental.

La cadena de artículos de moda y hogar Nordstrom sacó de circulación la línea de ropa y accesorios de Ivanka Trump.

Ivanka Trump no desempeña un papel específico en la Casa Blanca, pero se mudó a Washington junto a su esposo, Jared Kushner, quien es uno de los asesores más cercanos de Trump. Siguió la postura de su padre con sus relaciones comerciales al entregar el control operativo de su compañía de moda, pero mantuvo la propiedad del mismo.

Durante una entrevista realizada la mañana del jueves con Fox News desde la sala de prensa de la Casa Blanca, Conway exhortó a la gente a “ir a comprar las cosas de Ivanka”, e incluso se jactó de que le estaba dando a la marca “un comercial gratuito”.

Trump y el vicepresidente Mike Pence no son sujetos a las leyes y regulaciones éticas que rigen a empleados federales, pero no es el caso de Conway, quien funge como asesora del mandatario. Entre las reglas se enlista que un empleado no puede utilizar su cargo “para respaldar ningún producto, servicio o empresa”.

“Por cualquiera que sea el motivo, el personal de la Casa Blanca evidentemente cree que están protegidos de la ley de la misma manera en que lo están el presidente y el vicepresidente”, dijo Stuart Gilman, un ex asistente especial de la dirección de la Oficina de Ética Gubernamental.

Describió los comentarios de Conway como “increíbles” y recalcó que pusieron en riesgo la reputación de Estados Unidos ante el resto del mundo como un modelo de ética entre empleados gubernamentales.

Nordstrom no es la única empresa que ha marcado una distancia de Trump o que ha desafiado sus advertencias de impuestos altos si no siguen su política económica.

Relacionado: Las empresas responden al boicot de los consumidores a Trump

Comentarios