Este domingo, el presidente de Colombia, Iván Duque, pidió al Congreso de su país retirar el proyecto de reforma tributaria que desató enérgicas protestas en los últimos días.

La propuesta de reforma incluía un aumento de los impuestos sobre la renta y productos básicos.

“Le solicito al Congreso de la República el retiro del proyecto radicado por el Ministerio de Hacienda y tramitar de manera urgente un nuevo proyecto fruto de los consensos y así evitar incertidumbre financiera”, dijo Duque en un mensaje en vivo.


La reforma no es un capricho. Es una necesidad. Retirarla o no no era la discusión. La verdadera discusión es poder garantizar la continuidad de programas sociales

Iván Duque

Presidente de Colombia

Lee: Inconformidad por reforma tributaria en Colombia

De acuerdo con medios colombianos, las protestas contra la reforma tributaria habían dejado hasta este domingo al menos seis muertos y cientos de heridos; sin embargo, algunas organizaciones sociales reportan más fallecidos.

Previamente, Duque había ordenado al Ejército patrullar las calles para contener los actos de vandalismo que habían derivado de unas protestas que fueron mayormente pacíficas.

Las organizaciones de derechos humanos en este país han confirmado que en varias ciudades las fuerzas de seguridad utilizaron gases lacrimógenos y cañones de agua para dispersar multitudes.

Tan solo en Cali, la Red de Derechos Humanos Francisco Isaías informó haber recibido la denuncia de 14 personas asesinadas por disparos policiales, cuando el Ministerio de Defensa solo constató un fallecimiento.

Por su parte, la organización Temblores contabilizó al menos 10 muertes producto de la violencia policial, 68 víctimas de violencia física, 655 detenciones arbitrarias, 8 personas que recibieron agresión en sus ojos y 18 casos de disparos de armas de fuego perpetrados por la fuerza pública.

Las protestas para exigir que el gobierno retire el proyecto empezaron el miércoles pasado de forma pacífica.

Te recomendamos: Colombia, primer país de América Latina en recibir vacunas anti-COVID de COVAX