Un artículo realizado por investigadores de la Universidad de California sostiene que el uso de cubrebocas puede generar inmunidad contra el COVID-19.

Según los doctores en Medicina Monica Gandhi y George W. Rutherford el uso de cubrebocas podría ayudar a generar inmunidad a través de lo que se conoce como variolización o variolación.

En su artículo publicado en el The New England Journal of Medicine Gandhi y Rutherford aseguran que el uso universal de la mascarilla ayudaría a reducir la severidad de la enfermedad u garantizaría que una mayor proporción de las nuevas infecciones sean asintomáticas.

Si se comprueba la hipótesis de los investigadores, el uso de cubrebcas podría convertirse en una forma de “variolación”, práctica usada antes de que se descubriera la vacuna contra la viruela.

TE SUGERIMOS: VIDEO: HOMBRE SE NIEGA A USAR CUBREBOCAS: “YO MANDO EN MI CUERPO”

La variolación consistía en exponer a quienes no tenían la enfermedad a las costras de viruela de alguien que ya la hubiera padecido, de este modo desarrollaba una forma “suave” del virus.

Si, como menciona la teoría de los médicos de California, el cubrebocas replicara esa función, pronto se generaría inmunidad y se desacelerarían los contagios.

La investigación sugiere que los cubrebocas no sólo impiden la transmisión del virus, de un asintomático a una persona sana, sino que evitan que las partículas virales entren a boca y nariz.

El uso de mascarilla reduce la inoculación viral, es decir, la cantidad o carga del virus a la que quien la usa está expuesto, por ello el impacto de la enfermedad sería menor.