El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, ha decidido no incluir a México, Australia, Argentina, Brasil, Canadá, Corea del Sur, y a los miembros de la Unión Europea, en la lista de países a los que se le impondrá un aumento de aranceles a la importación de acero y aluminio.

Así lo confirmó Robert Lighthizer, representante comercial de Estados Unidos, quien dio a entender que este “beneficio” se da a algunos países con los que actualmente se está negociando.

“La idea del presidente es que, en función de una serie de criterios, algunos países se queden fuera”, declaró ante el Comité de Finanzas del Senado el responsable de Comercio Exterior.

Asimismo, el presidente estadounidense, Donald Trump, anunció que se impondrán aranceles a China por 60 mil millones de dólares, bajo el argumento de un déficit comercial con el gigante asiático de 100 mil millones de dólares.

Las prácticas “injustas” estarían relacionadas con el “robo de propiedad intelectual tecnológica y secretos comerciales”.

“Tenemos un déficit con China que, como lo veas, es el mayor déficit de cualquier país en la historia del mundo. Está fuera de control”, dijo Trump antes de firmar un memorando.

Robert Lighthizer agregó que el gobierno de Estados Unidos demandará a China ante la Organización Mundial del Comercio (OMC) por supuestas violaciones de leyes comerciales.

China apunta a una guerra comercial

Tras darse a conocer la noticia, el gobierno de China advirtió que tomará las medidas pertinentes para defender sus intereses ante el aumento de gravámenes por parte de la Unión Americana.

“Beijing tomará todas las medidas necesarias” para responder y “no se quedará sentada sin hacer nada”, declaró el ministerio de comercio local en un comunicado.

Consideraron que Washington está incurriendo en actos abusivos y en que sus decisiones unilaterales están deteriorando el movimiento bilateral y global de mercancías.

Una portavoz del ministerio de Exteriores, Hua Chunying, también se pronunció en términos similares y dijo que “China no quiere una guerra comercial, pero si nos fuerzan a pelearla, no nos vamos a asustar o escondernos”.

“Si Estados Unidos toma medidas que dañen nuestros intereses, tomaremos todos los pasos necesarios para responder”, apuntó.

El diario Wall Street Journal informó que China tiene listas ya toda una batería de represalias que se centrarán en los estados agricultores estadounidenses cuya producción de soya, sorgo y granjas de cerdos depende en gran medida de las exportaciones al mercado chino.

México no da ni las “gracias”

México no hará concesiones a Estados Unidos en la renegociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), pese haber quedado exento de los aranceles sobre el acero y el aluminio, aseguró este jueves el subsecretario mexicano de Comercio Exterior, Juan Carlos Baker.

“No existe ninguna relación, ningún vínculo entre la exclusión de México (…) y las negociaciones del TLCAN. No cambiaremos nuestra estrategia. No habrá contrapartida, por así decir, por México haber sido excluido” de los aranceles, afirmó.

Baker hizo sus declaraciones a periodistas en Bruselas en el marco de las negociaciones del acuerdo comercial entre México y la Unión Europea (UE).