Cristina de Borbón sería enjuiciada por lavado de dinero y delito fiscal. El futuro de la hermana del rey Felipe VI, nueva cabeza de la Corona española, depende de la decisión del juez Tercero de Instrucción de Palma de Mallorca, José Castro, quien por más de tres años ha investigado el llamado “caso Nóos”.

Castro adelantó que “previsiblemente” el miércoles decidiría si mantiene la imputación a la infanta Cristina de Borbón, indiciada por lavado de dinero y delito fiscal. 

Las acusaciones en su contra están vinculadas a malos manejos financieros de su esposo Iñaki Urdangarin a través del Instituto Nóos, dedicado al deporte.

Con el auto de Castro, se cierra la investigación centrada en Urgandarin y su socio Diego Torres, pero que han salpicado a la infanta, copropietaria de Aizoon, empresa filial de Nóos.

Además de encarar este escándalo desde que fue imputada el pasado 6 de enero, Cristina, quien perdió su título de realeza tras la abdicación del rey Juan Carlos, se enfrenta al rechazo de su hermano y de su esposa Letizia, quienes no le dirigen la palabra.