Una vez más, sin el menor recato, miembros del Estado Islámico (EI) cometieron un brutal acto y lo “presumieron” al mundo. 

En esta ocasión masacraron a más de 160 soldados sirios capturados tras el asalto hace cuatro días a una base aérea en el noroeste de Siria, denunció ayer el Observatorio Sirio de Derechos Humanos (OSDH).

Sin embargo, foros de Internet usados habitualmente por los yihadistas aseguraron que 200 militares sirios, entre oficiales y suboficiales, fueron ejecutados.

Un video divulgado por seguidores del EI mostró el martes pasado a militantes llevando a decenas de rehenes del Ejército sirio caminando y corriendo por el desierto en ropa interior.

En las imágenes, publicadas en foros yihadistas y difundidas por sus seguidores en Twitter, se observan como los militantes con pasamontañas disparan por la espalda a varios soldados que están arrodillados en el suelo.

Todos contra todos

En un incidente separado, un grupo armado aún no identificado detuvo ayer a 43 efectivos de Naciones Unidas para el mantenimiento de la paz durante combates en Siria, y otros 81 están atrapados, informó la organización intergubernamental. (Con información de Notimex y AP)