Un hombre se hizo una prueba de ADN por “diversión” y descubrió que no es el padre biológico de uno de sus dos hijos debido a una confusión durante la fecundación in vitro (FIV).

Se trata de Donna y Vanner Johnson, de Utah, Estados Unidos, quienes decidieron comprar un kit de prueba de ADN “sólo por diversión”, pero cuando obtuvieron sus resultados se dieron cuenta de algo impactante.

La pareja se enteró que su hijo de 12 años que había sido concebido en una clínica de FIV, no era el hijo biológico de Vanner después de que la clínica confirmara que el óvulo de Donna había sido confundido y fertilizado accidentalmente con el esperma de un extraño.

Vanner Johnson explicó que cuando vio los resultados de los análisis no podía comprender lo que estaba leyendo:

Cuando miré esa página y vi que Donna aparecía como la madre y yo como padre desconocido, pensé qué querían decir con padre desconocido si yo soy su padre”, explicó.

Lo que la prueba de ADN reveló es que Vanner no es el padre biológico de su hijo y que el óvulo de Donna fue fertilizado por el esperma de otra persona durante el proceso de Fertilización In Vitro.

“Yo entendía que existe la posibilidad de algún error durante los tratamientos, pero realmente no es común, es muy remota”, dijo el padre frustrado.

Lo que vino fue un terremoto que obligó a los padres a ordenarse la mente: “Hubo muchas emociones que tuvimos que superar. Tuvimos que separar lo que es el amor por nuestro hijo, que no ha cambiado ni por un segundo, del problema que estábamos tratando. ¿Cómo pudo suceder y qué hacemos ahora?”, describió el hombre.

Los Johnson esperaron más de un año para darle la noticia a su hijo, que ahora tiene 12 años. “Lo llevé a dar un paseo en nuestro coche, en realidad íbamos a tomar un helado. Quería asegurarme de que su atención estuviera solo en nuestra conversación”.

“Él sabía que su nacimiento fue producto de un tratamiento de fertilización así que le dije: ‘Resulta que cuando lo hicimos, sucedió algo y no estamos seguros de lo que ocurrió, pero en realidad no soy tu padre biológico’”, añadió.

Mientras la familia lidiaba con la impactante noticia, decidieron hacerse otra prueba de ADN a través de un laboratorio para averiguar quién es realmente el padre biológico.

La Universidad de Utah emitió la siguiente declaración a ABC4: “Aunque no podemos comentar los casos de pacientes sin consentimiento o sin un litigio en curso, la seguridad y la atención de nuestros pacientes es nuestro objetivo principal”.

Puedes leer: India aprueba primera vacuna antiCOVID de ADN; son tres dosis