El video en el que un hombre abraza a un conductor que minutos antes había atropellado a su hija está dando de qué hablar, pues la grabación muestra una conmovedora historia en la que un padre perdona a una persona.

Lo anterior sucedió este jueves 20 de mayo en el barrio de Guaratuba, en Curitiba Brasil, donde un conductor estaba dando la vuelta por las calles cuando una pequeña de 10 años se apareció en el camino.

La niña, de nombre Haghatta, estaba jugando con sus amigos en las calles de Guaratuba junto con sus amigos cuando la pelota se fue y ella corrió a recogerla.

Sin embargo, al correr fue aventada por el automóvil, pues el conductor no alcanzó a frenar y la atropelló. Inmediatamente, el hombre bajó de su vehículo lleno de lágrimas.

Aunque muchos creyeron que el conductor se iba a dar la fuga, el sujeto se quedó junto a la niña llorando; por lo que el padre de Haghatta se acercó al lugar para consolarlo y calmarlo.

Puedes leer: Tragedia en el Día de las Madres: conductor embiste a mamá y su hija en Azcapotzalco

La actitud del padre dejó a todos sin palabras, pues incluso preocupado por su hija, el padre de la pequeña lejos de culpar al conductor, se acercó para abrazarlo y calmarlo.

“Vi sinceridad en su corazón, no era el momento de pelear, teníamos que abrazarnos y ayudarnos”, dijo el padre.

El emotivo momento quedó registrado en video, que ha sido difundido en diversos medios alrededor del mundo. Al final el padre, conmocionado por el hecho solo argumentó: “No tengo que perdonarte. ¿Pegaste a mi hija porque querías? No fue porque yo quisiera. Fue una fatalidad. Así que lo único que te pido, de corazón, es que reces. Reza por mi hija, para que vaya bien y sobreviva”.

A pesar de la tristeza, su actitud suscitó aplausos y gran impresión en todos los testigos que se encontraban en el lugar y que pudieron presenciar el hecho.